IBARRA

El 22 de diciembre del 2021, la E-10, que comunica a la Sierra norte con la Costa ecuatoriana, en el eje Ibarra-San Lorenzo, quedó incomunicada a la altura del km 114, en El Guadual, parroquia La Carolina, en Imbabura.

El fuerte invierno provocó un deslave de grandes proporciones que se llevó la mesa de la carretera, fracturando 100 metros de la calzada. El desprendimiento de la montaña, en el límite interprovincial Imbabura-Esmeraldas, se llevó gran parte de la vía.

Publicidad

Han pasado más de 800 días y la rehabilitación de este tramo, donde hay fallas geológicas, no se ha realizado.

Varios ministros de Transporte y Obras Públicas de los dos últimos gobiernos han comprometido solucionar este problema, sin embargo, los derrumbes continúan producto de los deslizamientos de tierra y piedras desde la parte alta de la montaña.

Los deslaves no cesan en la vía Ibarra-San Lorenzo; los inconvenientes persisten para los conductores

Comuneros del sector señalan que cuando hay prolongadas e intensas lluvias se destruye esta parte de la arteria que comunica a Carchi e Imbabura con Esmeraldas, en el norte del país.

Publicidad

Más de un conductor ha estado a punto de ser arrastrado por las grandes descargas de agua, piedras y lodo que descienden desde la cordillera.

Alex Villacrés, viceministro del Ministerio de Transporte y Obras Públicas llegó hasta el lugar y se comprometió a colocar un puente bailey para evitar los continuos bloqueos producto de los deslizamientos de piedras, lodo y agua cuando llueve. Foto: Ricardo Cabezas

Los materiales taponan la vía y obligan a los conductores a esperar varias horas atascados a los dos lados de la carretera hasta que maquinaria de los gobiernos locales de la región limpie y despeje esta carretera.

Publicidad

Tras insistentes gestiones, en el último trimestre del 2022 se iniciaron los trabajos contratados por el MTOP con una empresa particular que debía construir un camino piloto de 4 m de ancho, sobre una longitud de 1 km aproximadamente, con una pendiente promedio del 25 %.

Pobladores protestan por falta de atención en vía Ibarra-San Lorenzo

“La ejecución de la obra generó muchas expectativas en más de seis parroquias de las tres provincias (Esmeraldas, Imbabura y Carchi), durante los trabajos inmensas rocas descendieron desde la parte alta, optando los constructores por cerrar y abrir la vía cada 30 minutos para evitar accidentes y posibles percances”, explica Carlos Viteri, expresidente del GAD La Carolina.

Estaban contemplados después los trabajos de terraceo en la zona del derrumbe, con la cimentación de terrazas en la parte superior, construcción de obras hidráulicas e intervenciones de ingeniería en la estructura de la vía.

Los técnicos del MTOP de la Zona 1 incluso informaron que terminadas las obras preparatorias estaban previstos nuevos horarios de interrupciones, pero inesperadamente se suspendieron las labores y entraron en litigio la constructora y el MTOP.

Publicidad

Vía Ibarra-San Lorenzo sufre bloqueos constantes por deslizamiento de tierra y rocas

El plazo estipulado de entrega era de ocho meses, con una inversión de $ 3,4 millones para la obra y $ 193.000 que estaban destinados para el rubro de fiscalización, es decir, debió estar ejecutada la obra y expedita la vía en el segundo semestre del año anterior.

Este conflicto legal continúa y no permite avanzar en la entrega de este proyecto, por lo que existe malestar en las poblaciones que circundan a esta carretera, más aún porque cuando llueve los usuarios frecuentes no pueden llegar a tiempo a sus destinos.

Pese a los riesgos y a existir un solo carril, buses y camiones continúan circulando por este estrecho y peligroso tramo cuando no hay lluvias.

Julio Aguirre, actual presidente del Gobierno Parroquial de La Carolina, explica que días atrás, ante la presión existente, estuvo en el lugar Álex Villacrés, viceministro del MTOP.

Lluvia ocasionó deslizamiento parcial en la carretera Ibarra-San Lorenzo

Los conductores de buses y camiones deben hacer varias maniobras para cruzar este tramo donde hay un solo carril, que es estrecho y peligroso. Foto: Ricardo Cabezas

Allí, el secretario de Estado autorizó que se dinamitara una inmensa roca que obstruye el paso en el km 114. El pedido lo realizaron las fuerzas vivas y autoridades de las parroquias de la zona, debido a que la roca ocupa parte del único carril y obstruye el paso de los automotores.

“Estos trabajos los vamos a gestionar y financiar las parroquias y comunidades contratando a una compañía experta en explosivos, que ampliará el ancho de la vía derribando las inmensas piedras”, dice Aguirre, dejando entrever que darán el primer paso, a la espera de que el MTOP asuma la ampliación y reconstrucción definitiva.

La roca tiene una altura aproximada de 15 m y 3 m de ancho, creen que quince días podría durar la demolición. Luego esperarán los nuevos trabajos de ingeniería ofertados por el MTOP y le darán un plazo de dos meses y medio al Gobierno nacional para que cumpla con más de 30.000 habitantes de diez parroquias de Esmeraldas, Carchi e Imbabura.

La deficiencia de la carretera afecta al sector turístico de las tres provincias, en más de una ocasión los viajeros en los puentes festivos se han quedado varados en este lugar. Además, por esta arteria se movilizan pasajeros, alimentos, mercaderías y es la única ruta que conecta con más de 60 comunidades de las tres provincias.

El viceministro Villacrés ofreció la colocación emergente de un puente bailey hasta contar con una solución definitiva.

Años atrás se proyectó colocar un viaducto con estructura metálica, pero por seguridad fue reestructurado el diseño de ingeniería y se optó por cambiar la geometría de la vía, descartando la posibilidad del puente e inclinándose por ingresar a la montaña a través de una arteria.

Jorge Enríquez, presidente del reciente creado Comité Cívico Ciudadano, anunció este 19 de marzo que están exigiendo el cumplimiento de la reconstrucción de este tramo de la vía. Y confirmó que si en dos meses y medio el MTOP incumple y no hay acciones urgentes, se movilizarán e irán a una medida de hecho.

El flamante comité plantea como alternativa definitiva la ejecución de una carretera que iría paralela a la actual, en territorio de Carchi, entre San Juan de Lachas y El Guadual, sobre 20 km, en la que deberán colocarse dos puentes.(I)