Un voraz incendio que se inició la noche del miércoles 24 de enero se mantiene hasta este domingo 28 en la Reserva Ecológica El Ángel (REA), ubicada en el cantón Espejo, a 50 kilómetros de Tulcán.

Unos 170 bomberos de todas las unidades de Carchi, Quito, Ambato, Riobamba, Antonio Ante e Ibarra ingresaron esta mañana a combatir el fuego.

Arnaldo Cuacés, alcalde de Espejo, señaló que se trata de una catástrofe, más aún cuando esta reserva es la fuente que alimenta de agua a varios cantones de la provincia de Carchi. Moradores de la zona sirven como guías para orientar a los bomberos.

Publicidad

Se esperan los resultados de hoy para este lunes 29 de enero activar el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) provincial. Los bomberos intentan disminuir el impacto de las llamas utilizando herramientas manuales.

La vida natural de la Reserva Ecológica El Ángel vuelve a ser admirada por grupos tras meses de cierre

En las noches, desde varios sectores de la provincia se avistan las lenguas de fuego, que avanzan y acaban con la flora y fauna de esta zona que tiene 16.541 hectáreas. Se estima que unas 900 hectáreas ya han sido consumidas por el incendio forestal.

Los guardaparques que recorren diariamente este sitio son vitales para facilitar el ingreso de los bomberos, que con herramientas de zapa manualmente tratan de extinguir el fuego.

Publicidad

A ellos se han sumado equipos especiales movilizados por el Cuerpo de Bomberos del Distrito Metropolitano de Quito.

Jimmy Marcillo, subsecretario de Riesgos, manifestó que están movilizando recursos nacionales y que en el lugar hay 130 bomberos de brigadas especializadas en incendios forestales con toda la tecnología que ellos poseen.

Publicidad

Incendio forestal consume 250 hectáreas de reserva ecológica El Ángel, en Carchi

El puesto de comando que coordina las operaciones está a 100 metros del Polylepis, desde donde se planifican las acciones, que requieren de personal especializado con conocimientos sobre esta clase de incendios y que son certificados.

Utilizando herramientas de zapa, personal de bomberos de varias provincias brinda apoyo para sofocar las lenguas de fuego. Foto: Ricardo Cabezas

En la tarde se anuncia la visita de la ministra María Luisa Cruz, de la cartera del Ambiente, Agua y Transición Ecológica, quien se reunirá con las autoridades locales y zonales con la finalidad de enfrentar coordinadamente este desastre.

Según los técnicos que dirigen las operaciones, resulta imposible detener el fuego, ya que avanza imparable por la montaña con lenguas de hasta seis metros de altura. Los fuertes vientos empujan las llamas hasta lugares donde es imposible ingresar en vehículos.

Bomberos de Quito viajan a la provincia del Carchi para colaborar en incendio forestal de alta magnitud

En la reserva se han registrado más de 250 especies de plantas. En la parte baja, entre los pajonales crecen los frailejones. También hay arbustos como senecios, ashpachochos, gencianas, chuquiraguas, mortiños y zapatitos.

Publicidad

Cerca del agua crecen las hojayakus o paraguas. También hay helechos como el lengua de venado y un helecho acuático endémico del Ecuador. En la parte alta, sobre los 4.000 metros, los frailejones dan paso a una vegetación diferente: almohadillas, equisetos o colas de caballo, romerillo, taruga y dedos de diablo.

Alrededor de las lagunas hay pastos nativos y dentro del agua hay plantas acuáticas. También hay trucha arco iris y trucha café, peces exóticos muy agresivos que han impactado en la fauna nativa; sin embargo, en 2001 se descubrió un pez nativo en la laguna de El Voladero.

En las lagunas también hay varias especies de patos y gallaretas. En los páramos están el lobo de páramo, la cervicabra, el venado de cola blanca, el puma, el conejo, el chucuri y el oso andino. En las partes más bajas pueden verse guantas andinas, raposas y puercoespines andinos.

Entre las aves están el cóndor, la gaviota andina, varias águilas, el quilico, el curiquingue, el búho cuscungo y varios colibríes. Hay diversidad de anfibios en el páramo, como ranitas de cristal, ranas marsupiales y ranas cutines, así como reptiles que incluyen lagartijas y guagsas de El Ángel.

Tanto la fauna como la flora de este espacio están amenazadas por el incendio.

Un grupo de lugareños se trasladó hasta el cantón San Pedro de Huaca con el propósito de elevar una oración a la Virgen de la Purificación, conocida también como La Purita, y solicitarle que detenga este desastre que tiene alarmada a la población. (I)