A $ 5 millones ascendió la inversión que realizó Tía en el 2023, un año en el que, además de abrir locales en varias ciudades, también ejecutó proyectos enfocados al ámbito social.

“El efecto Tía” es como ha denominado la cadena de supermercados a sus propuestas de valor y oportunidades para las comunidades. Aunque no menciona datos sobre aperturas y de inversiones para este 2024, sí indica que continuarán “trabajando con la misión de acercar una oferta de productos y servicios saludables y accesibles de manera responsable con el ambiente, generando más oportunidades de empleo y desarrollo para más personas en el país”.

El año pasado abrió siete locales entre las ciudades de Echeandía, Guayaquil, Quito, Salinas y Manta, cuya inversión ascendió a los $ 5 millones, con lo cual generó más de 140 plazas de trabajo de forma directa y decenas de forma indirecta. A la fecha cuenta con 257 tiendas, que están distribuidas en 22 provincias y 113 ciudades del país.

Publicidad

Monte Sinaí fue el lugar que escogió Tía para abrir su local número 100 en Guayas

Como parte de las acciones a favor del medioambiente, la cadena de supermercados inauguró su planta fotovoltaica, que se encuentra ubicada en el Centro Regional de Distribución en Calacalí, Quito. La inversión fue de más de $ 1 millón en la planta.

Este proyecto ambiental cuenta con un sistema que está compuesto por 1.972 paneles solares colocados sobre la cubierta logística del Centro de Distribución, que comprende un área de 5.000 metros cuadrados, mediante el cual se prevé generar 1.687 MWh por año y, de esta forma, sustituir el consumo de energía eléctrica del total de su operación logística de productos perecederos y no perecederos.

Por otra parte, con el programa Compromiso Desperdicio Cero, la empresa recuperó y donó 150 toneladas de productos que equivalen a 244.000 artículos, entre los que se incluyen alimentos, productos de limpieza y para el hogar por un valor de $ 600.000 aproximadamente.

Publicidad

Por el lado social cuentan con los proyectos Creciendo Bien y Creciendo Bien por una Niñez sin Desnutrición. La empresa también destaca la iniciativa “La hora silenciosa”, de carácter inclusivo, dirigida sobre todo a las personas con trastorno del espectro autista: en los 257 locales redujeron la iluminación del local al 50 %, además apagaron la radio interna, el micrófono, bajaron el volumen en las cajas y evitaron ruidos que están vinculados con la operación de la tienda. (I)