Rafael Nadal, quien inició con una meritoria e incontestable victoria su regreso a la competición después de casi un año de baja, lesionado, al vencer al austriaco Dominic Thiem, tiró de prudencia a pesar de las buenas sensaciones mostradas en su partido de primera ronda del torneo de Brisbane.

“Solo ha sido un buen comienzo. Es verdad que después de tanto tiempo, después de un año, he jugado muy bien y sobre todo con todo lo que ha pasado y las circunstancias en las que he llegado hasta aquí”, recordó el ganador de 22 Grand Slam, que reconoció haber sentido sensaciones “muy positivas”.

“He tenido un buen día. He jugado muy sólido, casi sin cometer errores. No he tomado malas decisiones”, dijo.

Publicidad

Nadal no se marca objetivos a corto plazo. Solo competir. “Si vuelvo a ser competitivo, genial. Será una sorpresa también. Ese es mi único objetivo, ser en un par de meses competitivo. Hay que ir día a día”, indicó Nadal. “Esto solo ha sido un partido”.

El encuentro ante Thiem fue “muy positivo, pero el próximo ya lo veremos”, destacó el tenista español. “Si puedo entrenar al nivel que necesito y juego partidos, las posibilidades de volver a ser competitivo antes son más altas; pero si vuelvo a tener problemas, todo será más complicado, más duro”, dijo Nadal.

“Lo principal y lo prioritario para mí es estar sano”, destacó el balear que logró ante Thiem la victoria número 1.069 en el circuito que le hace superar a Ivan Lendl y situarse en el cuarto lugar en la lista masculina de todos los tiempos.

Publicidad

“Evidentemente no se me ha olvidado jugar al tenis, pero lo difícil es ponerlo en práctica en un partido. Necesitas recuperar el movimiento y eso lleva tiempo”, añadió

“Cualquier cosa puede ocurrir después de mucho tiempo sin jugar un partido. Saltas a pista y te esperas cualquier cosa. Cosas increíbles o desastres. Un día malo o bueno. Venía sin demasiadas expectativas. Es normal en una situación como esta tener más nervios de lo normal. Tienes dudas del estado físico. Tenía duda de cómo podía salir todo, que también podía salir mal y eso me preocupaba”, explicó.

Publicidad

“Necesito estar en la pista y no pensar en eso, sino que todo me venga espontáneamente. Y por eso se necesitan horas en pista. Es un día feliz para mí y mañana tengo el día para entrenar. Estoy encantado de volver a jugar otro día más”, indicó el balear.

Previamente, sobre la pista, Nadal reconoció que la jornada había sido “emotiva e importante después de probablemente uno de los años más difíciles” de su carrera tenística. “He podido regresar después de un año y jugar frente un público increíble y, creo, jugar a un nivel muy positivo”, indicó.

“El primer día es algo que nos hace sentir orgullosos. Yo, todo el equipo y la familia que hemos estado allí todos los días durante el año pasado”.

“El primer set estuvo igualado, ambos servimos bien y más o menos ganamos con el servicio. Pude tener ese break en 6-5, así que eso marca la diferencia. Sé que Dominic también ha pasado por momentos difíciles debido a las lesiones, así que estoy feliz de verlo en la cancha y le deseo lo mejor para la temporada”, dijo Nadal

Publicidad

“He echado de menos estar sano. Extrañaba sentirme competitivo y jugar con un ambiente como este y con tanto público”, resaltó. (D)