En las últimas temporadas se han visto distintas versiones del EF Education-EasyPost, “una montaña rusa” de emociones que puso en riesgo la continuidad del equipo en la máxima división del ciclismo mundial, en la que este año corre su decimoquinta temporada, con el ecuatoriano Richard Carapaz como su máxima apuesta en carretera.

El director deportivo Jonathan Vaughters cambió la estructura del plantel y con nuevos proyectos internos apunta como objetivo de los próximos años ser uno “de los mejores equipos del mundo”.

Excampeón mundial destaca el buen inicio de temporada del ecuatoriano Jhonatan Narváez

“Estamos a unos años de ese estado, pero los componentes están ahí”, dijo Vaughters al portal GCN, al que reveló sus planes para esta y las siguientes temporadas, con un financiamiento asegurado y ambiciones altas.

Publicidad

“Este es el primer año que hemos podido construir sobre lo que comenzamos en 2019. Ese año ganamos Flandes y etapas en las tres Grandes Vueltas. En ese momento, la misión era convertirnos en uno de los mejores equipos del mundo, pero luego llegó el COVID-19 y tuvimos que echar atrás toda esa ambición. Estuvimos un rato en el agua, pero pudimos relanzar esas ambiciones con el fichaje de Richard Carapaz en 2022. La ambición para 2024 es dar un paso más y reforzarlo todo para volver a la senda de 2019. Así que el objetivo nuevamente es convertirnos en uno de los mejores equipos del mundo”, dijo Vaughters.

Pero EF deberá pelear este año ante superequipos como el Visma-Lease a Bike, ganador el 2023 (Jumbo-Visma) del Giro de Italia, Tour de Francia y Vuelta a España. Se suma el UAE Team Emirates, que con un fuerte apalancamiento económico apuesta por recuperar la corona en el Tour, mientras otros equipos han reforzado sus plantillas en busca de equilibrar fuerzas en el pelotón internacional.

EF apostó por el fichaje de talentos jóvenes para este 2024, que sumado a la experiencia de varias de sus figuras, entre estas Carapaz como jefe de filas, se muestra como un equipo “potente y poderoso” como en años pasados.

Publicidad

“Estamos empezando a reclutar de una manera mucho más metódica y científica y estamos empezando a apoyar a los ciclistas de una manera mucho más centrada y creativa. Somos mucho más robustos. El talento que hemos reclutado es verdaderamente de clase mundial y de primer nivel. Llevará algún tiempo desarrollarlo, pero eso debería arreglarse”, dijo el director deportivo.

Apuesta por el Tour

Vaughters plantea dar pelea en toda prueba a la que asistan, pero fija su mirada en el Tour de Francia, para el que repite este año con Carapaz como jefe de filas, aunque se reconoce la dificultad de pelear ante el bicampeón Joan Vingegaard y su antecesor Tadej Pogacar.

Publicidad

“Tendremos que verlos en acción para que el equipo compita en la general en el Tour, porque no somos un equipo que vaya a perseguir el octavo lugar. Esa no es nuestra ambición. En última instancia, nuestro objetivo en 2024 es ganar carreras, no puntos”, comentó.

“Si ese es el caso, con Vingegaard, Pogacar, (Primoz) Roglic y Remco (Evenepoel) todos allí, tenemos que cambiar nuestra ambición antes de que comience el Tour, ver si podemos tener la ambición de perseguir el podio o si eso está un poco fuera de su alcance, pero de cualquier manera, Richard ha demostrado que puede ganar la general y las etapas. No es que tengamos que decidir eso ahora. Solo necesita recuperar su condición de 2021. En ese momento podemos empezar a tomar decisiones. Primero, necesita volver a ese punto físico”, dijo.

Richard Carapaz: ​El Tour de Francia es mi ​gran objetivo en 2024

Vaughters reunió a su plantilla masculina y femenina en una concentración en España, el primer paso para consolidar el proyecto, compartiendo ideas, trabajo en busca de una interacción general.

“Ha sido realmente bueno. Hemos llevado a cabo el campamento como un solo equipo y lo hemos adoptado al cien por ciento. La respuesta que he recibido es que todos los corredores están contentos de haber elegido venir a este equipo. Eso es genial y, honestamente, creo que los muchachos se han visto obligados a mejorar un poco su juego en términos de ser sociables y simplemente estar más agradecidos por ser atletas profesionales”, concluyó Vaughters. (D)

Publicidad