Daniela Colett fue una de las últimas integrantes que se sumó al reality de Canal 13 Ganar o Servir y en sus primeros días en el encierro la exesposa de Eduardo Vargas no ha pasado desapercibida.

En varias ocasiones contó que la relación con el futbolista de la Roja y actual Atlético Mineiro es más que positiva, sin embargo, también abrió la puerta a su historia más personal: los motivos que provocaron el quiebre tras varios años de matrimonio y tres hijos Antonella, Benjamín e Isabella.

“Cuando pasó lo de la Copa América 2021, que les llevaron mujeres al hotel y salieron fotos de Eduardo con otras chicas, le dije que ya había perdonado una infidelidad, pero no le iba a perdonar una segunda vez. Porque cuando yo digo que me voy, me voy, y sin regreso, un bye bye es para siempre”, contó a diario AS.

Publicidad

“Lo que más motivó mi separación de Eduardo, además de las infidelidades, fue que cuando regresamos a Brasil, yo quería volver a trabajar, y él empezó a molestarse mucho con eso, porque quería que yo fuera dependiente de él. Él pensaba que si yo no dependía de él, iba a querer salir de mi matrimonio o buscar algo mejor. Empezamos a pelear mucho por eso, yo iba a reuniones y él me llamaba para controlarme”, profundizó.

La brasileña, que entró soltera al reality, afirmó que “soy una mujer muy segura, entonces soy celosa, pero no soy tóxica. Conozco mi valor. Si quieres estar con otra persona, te dejo libre. Y creo que eso les molesta a los hombres, porque ellos quieren una mujer un poquito insegura”.

Luego de recorrer la casa guiada por Pangal y Austin, Daniela habló de su separación de Eduardo Vargas. “Cuando terminamos lo pasé muy mal y empecé una jornada de autoconocimiento. Hoy estoy en mi mejor momento. Tenemos una relación cordial y es un muy buen padre”, señaló sobre el seleccionado nacional. (D)