Boca Juniors ha llegado a un acuerdo con el entrenador argentino Diego Martínez para dirigir la institución xeneize tras la renuncia de Jorge Almirón luego de perder la final de la Libertadores contra Fluminense, según informó este martes el club.

“Boca y Diego Martínez llegaron a un acuerdo. El club y el entrenador trabajan en la formalización del contrato”, indicó la institución a través de sus redes sociales secundarias, que utilizan para informar los mercados de pases del club.

Se espera que el nuevo director técnico esté al frente de la plantilla a partir del 2 de enero próximo, después de que asuma el presidente electo de Boca, Juan Román Riquelme -en esta última semana del año-, quien entrará en funciones de la mano del futuro vice, Jorge Ameal, actual titular del club.

Publicidad

Actualmente, Martínez dirige Huracán, por lo que el anuncio ha causado desagrado en la dirigencia del Globo, ya que tiene un contrato vigente hasta junio de 2024, por lo cual su presidente reclama un resarcimiento económico para liberar al técnico.

“No me importa lo que diga Diego Martínez. Huracán reclama lo que le corresponde”, expresó David Garzón, presidente de la entidad ‘quemera’ en declaraciones a Radio Mitre. El dirigente adelantó que si la situación no se resuelve pronto, tomará medidas contra el entrenador.

Martínez nunca jugó en Primera División y fue un destacado jugador del ascenso. Tras cerrar su carrera en Estudiantes de Buenos Aires en 2011, como entrenador debutó en la máxima categoría en Godoy Cruz de Mendoza.

Publicidad

Uno de sus logros fue llevar a Tigre a primera, donde llamó la atención por sus estrategias de juego ofensivo, por momentos riesgoso, y su interés de incluir juveniles junto con jugadores más experimentados.

Su relación con Boca comenzó a través de proyectos de cantera que lo vincularon con la academia del Barcelona español, con el Atlético Luján bajo la dirección de Jorge Raffo, quien era el coordinador de las inferiores del club de la Ribera.

Publicidad

También estuvo involucrado en el desarrollo de talentos jóvenes de Boca, donde trabajó con jóvenes estrellas como Valentín Barco, Ezequiel Fernández y Mateo Retegui. Actualmente, Martínez consiguió la permanencia de Huracán y lo salvó del descenso tras una mala temporada. (D)