El peligro tras los trastornos alimenticios

29 de Agosto, 2018
29 Ago 2018

Dr. Eduardo Santillán
Ph.D. Neuropsiquiatra-Terapeuta

Nos consultan: Mi hermana tiene 18 años, casi no come y cuando lo hace corre al baño, ha disminuido mucho de peso, ha perdido mucho peso y se encuentra muy sensible. ¿Qué será? ¿Está enferma? Respondemos: Lo más probable es que el padecimiento de su hermana sea un trastorno alimenticio denominado Bulimia Nerviosa.

Los trastornos de la conducta alimentaria constituyen alteraciones severas en la alimentación en personas que presentan patrones o hábitos distorsionados en el acto de comer en respuesta a un impulso psíquico. Este grupo de enfermedades engloba a varias entidades que varían grandemente, entre ellas la Bulimia Nerviosa. La característica primordial de esta enfermedad es que la persona sufre episodios de atracones compulsivos, pero la preocupación que tiene de no ganar peso conduce hacia conductas compensatorias de control para evitar la ganancia de peso, seguidas estas de un gran sentimiento de culpabilidad y sensación de pérdida de control. Estas pacientes utilizan diferentes medios para intentar compensar los atracones, siendo el más habitual la provocación del vómito; otras conductas son: uso excesivo de laxantes o de diuréticos, el ayuno y ejercicio físico muy intenso. Todas estas conductas son realizadas con el fin de no incrementar el peso.

Los efectos inmediatos de vomitar consisten en la desaparición del malestar físico y la disminución del miedo a ganar peso. En forma habitual, estos pacientes desarrollan un patrón alimentario cíclico caracterizado por abstenerse de ingerir alimentos en las primeras horas del día y comer excesivamente, seguido de conductas purgativas por la tarde o la noche... (O)

El peligro tras los trastornos alimenticios
Familia
2018-08-29T00:28:05-05:00
El Universo