La contaminación del hombre vuelve a notarse en medio de los océanos; entre las islas hondureñas de Roatán y Cayos Cochinos, en pleno mar del Caribe, se observa un inmenso mar de plástico y poliestireno (material que se usa para la fabricación de lentes plásticos y aislantes térmicos y eléctricos).

Así lo grafica la fotógrafa británico-hondureña Caroline Power, quien compartió algunas fotos en su cuenta de Facebook, donde muestra varios kilómetros de vasos, cucharas y tenedores plásticos, restos de juguetes, envases y balones flotando en las aguas del mar del Caribe.

Las gráficas las hizo Power el pasado 16 de octubre y con un título que indica: ¡Esto tiene que parar! y enumera lo encontrado en ese "mar de plástico"; la fotógrafa se cuestiona los utensilios de plástico que se utiliza para consumir en la calle.

Las fotos ocasionaron que los usuarios de las redes sociales reaccionen por la contaminación encontrada; algunos culparon a Guatemala por no tener un control de sus desperdicios. (I)