Con la filosofía de que “la comida gourmet no tiene que ser sinónimo de caro, sino de fino”, el chef Pablo Zambrano, director de alimentos y bebidas del hotel Hilton Colón de Quito, busca seducir el paladar de los comensales, de manera masiva, a precios accesibles (los costos van desde los $ 5).

Para ello, presenta una pizza con un toque de alta cocina, que le otorga una gran diferencia, y deliciosos platos con salsa japonesa teriyaki.

Para el primero, Zambrano apuesta por ganar adeptos a este plato con “una mejor masa”, con un toque de cerveza, vino blanco y aceite de oliva virgen extra, además de harina, sal y levadura.

Publicidad

Luego de transformar todos estos ingredientes en una pasta plana y redonda el chef le agrega embutidos seleccionados, queso (mozzarella, pecorino o de cabra), pasta de tomate elaborada con productos nacionales, aceitunas y otros que el comensal escoja. Estos pueden ser nacionales o importados, dulces e incluso vegetarianos, según los gustos.

Para su otra especialidad, la salsa teriyaki, su toque secreto está en ciertos ingredientes que utiliza como sal en piedra traída desde Japón, soya, verduras frescas, aceite de ajonjolí, mirin, sake, azúcar morena, carnes y mariscos frescos.

La idea de ofrecer platos elaborados al público en general nació hace cinco años y desde entonces cada mes (de marzo a diciembre) se presenta uno diferente con la idea de educar el paladar del comensal para que aprecie y diferencie entre comer en un restaurante, un hotel, un establecimiento cualquiera y su casa, sin que el dinero sea un problema.