2013, un año para el cine ecuatoriano

2013, un año para el cine ecuatoriano
2013, un año para el cine ecuatoriano
Escena de Mejor no hablar de ciertas cosas.
26 de Diciembre, 2013
26 Dic 2013

Las grandes producciones de Hollywood siguen liderando en las salas de cine, sin embargo, en el 2013 sorprendieron en las marquesinas 13 estrenos nacionales.

Según Juan Martín Cueva, director del CNCine, esta cantidad supone un récord de estrenos en un mismo año. Agrega que cree que se está alcanzando un cifra que se va a consolidar, pues para el próximo año habrá más de 10 estrenos, de acuerdo con todas las cintas que están en producción y posproducción al momento. “En términos generales es un año bastante productivo, por el número y por los premios que algunas de ellas han recibido en festivales y muestras”, comenta Cueva.

En total fueron 250 mil personas en Ecuador las que visitaron las salas para ver cintas nacionales. No obstante, esta cantidad conlleva una ironía, pues hubo muchos estrenos, pero poca gente asistió.

Javier Andrade, director de la película Mejor no hablar de ciertas cosas —la cinta que más espectadores tuvo (53 mil)—, indica que para él “es un honor agridulce”. “Estamos felices de ser la película más vista, y a la vez 53 mil espectadores indican que no mucha gente está yendo al cine en general, por lo que habría que preguntarse qué están haciendo con eso las salas, los exhibidores y el público, que son todos los involucrados en una cadena de cómo la película llega a la gente”, dice.

Luego de esta cinta, un documental es el que sigue en estadística: La muerte de Jaime Roldós, con poco más de 50 mil espectadores. En este caso hay que tomar en cuenta que no estuvo en la cartelera de una de las cadenas de cine más grandes del país (Supercines) por políticas de la empresa.

Este filme, que retrata los entretelones de la llegada al poder y todo lo que rodeó la trágica muerte del expresidente ecuatoriano, es dirigido por Manolo Sarmiento y Lisandra Rivera.

“Creo que la producción (de este año) ha sido diversa en temática y en forma. Es interesante tener variedad a la hora de hacer cine y eso necesariamente no quiere decir calidad, pero sí una búsqueda. Las búsquedas son positivas”, comenta Rivera respecto del hecho de haber tenido más de trece títulos en cartelera.

Ella también piensa que fue un año productivo, pero sobre todo por la finalización de las películas, pues algunos de esos estrenos estuvieron rezagados por algún tiempo.

En tanto, Andrade manifiesta que sí hay público que desea ver a ecuatorianos en pantalla; algo que se puede considerar relativamente nuevo, "casi una novedad", es que la gente comienza a ver historias desde su idiosincrasia.
Tanto Cueva como Andrade opinan que aún se puede hacer mucho más en cuanto al trabajo de guiones y de actuación dentro de las cintas, que necesitan tener un mayor rigor.

Andrade también menciona mayor apoyo del Estado y de los exhibidores. El primero, aumentando las subvenciones que se otorgan en los concursos y los otros, dando más apertura a las cintas y dejándolas en cartelera más tiempo, según el interés en ella lo amerite. Además de que los distribuidores confíen en que pueden hacer dinero con producciones nacionales.

Rivera piensa además que uno de los problemas aún sigue siendo la falta de financiamiento y ayudas para la terminación y estreno de los trabajos. “Si bien existe ayuda del Estado para reactivar la producción cinematográfica nacional, es todavía poca, y el financiamiento o inversión privado es casi inexistente”, comenta la cineasta.

Respecto de este punto, Cueva indica que una de las preguntas que surgen es hasta qué medida el apoyo estatal debe ser determinante para la producción o no producción de una película, y que lo lógico en este momento es intervenir para facilitar y mejorar los procesos de proyectos e iniciativas que existen y no solo generar proyectos que respondan a la convocatoria de fondos públicos. Agrega que actualmente se debe potenciar mucho más que los estrenos que ya existen frente al público, en cuanto a circulación y exhibición, en vez de que el objetivo sea multiplicar los estrenos.

Al final, pese a los problemas que aún representa hacer cine en este país, las tres personas consultadas son positivas sobre de lo que le depara al cine nacional. Incluso, Rivera apunta que si bien hay partes del proceso que necesitan más apoyo para que un proyecto cinematográfico sea más efectivo, “hacer un buen cine es igual de fácil o difícil que hacer uno que no es tan bueno”.

Ranking de las películas

1.- Mejor no hablar de ciertas cosas , de Javier Andrade, con 53 mil.
2.- La muerte de Jaime Roldós, de Manolo Sarmiento y Lisandra Rivera, con 50.123.
3.- No robarás (a menos que sea necesario), de Viviana Cordero, con 35 mil.
4.- Mono con gallinas, de Alfredo León, con más de 35 mil.
5.- Estrella 14, de Santiago Paladines, con 20 mil.
6.- El facilitador, de Víctor Arregui, con 15 mil.
7.- Distante cercanía, de Alex Schlenker y Diego Coral, con 10 mil.
8.- Rómpete una pata, de Víctor Arregui, con 10 mil.
9.- Cuento sin hadas, de Sergio Briones, con 3.800.
Otras: Ruta de la Luna, de Juan Sebastián Jácome; Resonancia y Tinta sangre, de Mateo Herrera; y Ya no soy pura, de Édgar Rojas.

 

Detalles: Europa Report

Reconocimiento
La película del director ecuatoriano Sebastián Cordero: Europa Report (hecha en Estados Unidos) tuvo muy buenas críticas a nivel internacional. Es la sexta mejor cinta de ciencia ficción 2013 en la lista io9.

Premios
La cinta Asier Eta Biok (Asier y yo), que es una coproducción española-ecuatoriana, ganó este año el premio Iriziar del Festival de San Sebastián.

2013, un año para el cine ecuatoriano
Cine y TV
2013-12-27T13:36:37-05:00
Trece cintas entre ficción y documentales se presentaron en las salas
El Universo