Un confuso concepto de política ronda entre nosotros. No soy pesimista, porque conozco que, contra corriente, hay políticos con fuerza moral, que se esfuerzan en servir.
El castigo para políticos que son descubiertos como mentirosos y ladrones debe ser: La devolución de los dineros robados, la permanencia en la cárcel de Latacunga...
El país jamás debe de olvidar a personajes tristemente célebres, delincuentes que hicieron del Ecuador un montón de instituciones en ruinas.
Los culpables de la mala situación del IESS son los que se llevaron el dinero del Instituto y corruptos los liberaron, ¿cómo podemos estar conformes con estas incompetencias? Algunos se llevaron también los dineros del Seguro Social y sus compañeritos los alertaron para que abandonen el país y se fueron cargando con todo lo mal habido.

Páginas