El viernes 30 de agosto la embarcación artesanal Jehová Jireh fue virada por un barco mercante no identificado y sus tres pescadores quedaron a la deriva a 100 km al suroeste de Pedernales (Manabí), informó ayer mediante un comunicado la Dirección Nacional de los Espacios Acuáticos.
Las autoridades navales encontraron a bordo de las motonaves 200 kilos de pescado, entre los que se encontraban especies como atún y marlin.
La detención se produjo el pasado viernes durante un "extenso operativo" planificado para neutralizar la pesca ilegal en Posorja y Guayaquil, indicó el Ministerio del Interior.
El Ministerio de Relaciones Exteriores aseguró que no ha sido contactado para participar en un proyecto destinado a controlar la pesca ilegal en el Pacífico promovido por Panamá, en contra de lo que indicaron el 25 de junio fuentes oficiales de ese país.
Los colombianos Miguel Ángel Quiñónez, de 23 años; Oscar Rumberto Quiñónez (33); y Juan Castrillón (42), habían llegado a Rocafuerte hace aproximadamente 6 meses.

Páginas