El morenismo, gracias a la magia oscura de un grillete electrónico, acaba de lanzar la más reciente edición de lo que se consideraría una cacería de brujas al estilo medieval.
El 9 de agosto, la jueza Silvia Sánchez ordenó que Alvarado usara un grillete electrónico.
No fueron suficientes diez años de haber despilfarrado dinero público, de haber cometido actos de corrupción, de abuso de poder, de haber violado los derechos de los ecuatorianos, de haber saqueado al país…
¿Qué habría hecho cada uno de nosotros si se encontraba entre la turba que ajustició a las personas que los rumores acusaban de delitos graves, que además no se podían comprobar en ese momento? ¿Cómo hubiéramos enfrentado tal desborde de violencia y sadismo?
O, quizá, coautores o cómplices; sobran los adjetivos entre los que la ciudadanía puede escoger para calificar a los responsables, visibles e invisibles, de la fuga de Alvarado, y habrá que detectarlos investigando hacia arriba, mucho más que hacia abajo.

Páginas