El presidente Barack Obama prometió el jueves a unas ansiosas naciones del Golfo Pérsico ayudarlas a proteger su seguridad, mencionando explícitamente el potencial uso de la fuerza militar y ofreciendo garantías de que un acuerdo internacional nuclear con Irán no los dejaría más vulnerables.
La corporación estatal de Rusia para la energía atómica, Rosatom, anunció que suministrará a Argentina combustible nuclear de bajo enriquecimiento y sus componentes.
El rechazo popular hacia la energía nuclear se mantiene en Japón desde el accidente de Fukushima, aunque el Gobierno planea que este año se reactiven las primeras plantas atómicas desde esa catástrofe.
"Un acuerdo amenazaría la supervivencia de Israel", dijo Netanyahu a Obama, y estimó que el acuerdo marco "no bloquearía la vía de Irán hacia la bomba, sino que la abriría", tuiteó el portavoz, Mark Regev.
El acuerdo tentativo allana el camino para limitar la actividad nuclear de Teherán a cambio de la moderación de las sanciones en su contra, lo que debe conducir a un pacto definitivo para el 30 de junio.
La fecha tope fijada para lograr un compromiso en las negociaciones sobre el programa nuclear iraní expiró ayer, pero varias delegaciones, entre ellas la estadounidense, afirmaron que se han registrado suficientes avances para continuar hoy e intentar resolver los últimos problemas.
La delegación iraní señaló en la mesa de las negociaciones nucleares, en Suiza, que es inaceptable enviar sus reservas de material nuclear al extranjero.
El príncipe Turki al-Faisal señaló que Arabia Saudita y otros países querrán tener el mismo acuerdo nuclear al que lleguen las potencias mundiales con Irán, lo que plantea el riesgo de una proliferación más extendida de la tecnología atómica.
El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, ratificó el 31 de marzo próximo como fecha límite para tener un marco de acuerdo básico sobre el controvertido programa nuclear de Irán, en una entrevista difundida ayer.
El presidente ruso, Vladirmir Putin, firma hoy en Nueva Delhi un acuerdo para la construcción durante 20 años de estos reactores en su visita a la capital india.
El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, que participa en las negociaciones nucleares de Viena desde el jueves, declaró que están haciendo progresos poco a poco, pero tienen grandes diferencias.

Páginas