El retiro de Estados Unidos del acuerdo nuclear internacional de 2015, anunciado el martes, y sus planes de reimponer sanciones contra Irán llegaron de la mano con la amenaza de castigos contra cualquier empresa extranjera que tenga negocios en la república islámica.
Las otras potencias que lo firmaron -Rusia, China, Alemania, Reino Unido y Francia- han dicho que desean mantener el acuerdo.
Los dos reactores autorizados se encuentran en otra central nuclear de Tepco, en Kashiwazaki-Kariwa, en la prefectura de Niigata (noroeste).
El ministro de Relaciones Exteriores de japonés, Taro Kono, llamó el jueves a los países a cortar los lazos con Corea del Norte como parte de la presión para acabar con el programa nuclear y de misiles de Pyongyang.

Páginas