Miles de ucranianos proeuropeístas salieron a las calles de la capital en noviembre para exigir al presidente Víktor Yanukovich que cancele su giro de 180 grados y siga adelante con el acuerdo con la UE.
El Consejo Permanente de la OEA trató en sesión ordinaria la situación en Venezuela por primera vez desde que comenzaron las protestas. Unos 200 manifestantes también solicitaron a la OEA aplicar la Carta Democrática Interamericana.
La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, indicó en un comunicado que el Gobierno venezolano intenta distraer la atención de sus propias acciones culpando a Estados Unidos o a otros miembros de la comunidad internacional.
La portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Hua Chunying, indicó que "esperamos que las dos partes se adhieran a los principios de igualdad y respeto mutuo, aumenten el diálogo y mejoren sus relaciones"

Páginas