Investigadores de la universidad de Standford afirman que no se registró una desaceleración del calentamento global en el planeta entre 1998 y 2013, contrariamente a lo que señalan otros trabajos que han alimentado numerosos debates.
Las medidas apuntan a contribuir a los objetivos anunciados en enero por la Casa Blanca, que consisten en reducir tales emisiones entre 40 y 45% de acá a 2025 respecto a su nivel de 2012.
El papa Francisco hizo una dura crítica del consumismo y propuso un cambio en el estilo de vida entre sus propuestas para frenar la destrucción del planeta, en uno de los pasajes de su encíclica "Laudato si".
"2015 es un año crítico para la humanidad", afirmó esta organización en una declaración hecha pública en Londres con motivo del Día Mundial de la Tierra.

Páginas