"Con el cambio climático nos damos cuenta de que existe una posibilidad sin precedentes para que los agentes patógenos migren a nuevos ambientes y causen enfermedades", dijo Michael Grigg, de la NIAID.
El incremento continuo de gases de efecto invernadero en la atmósfera terrestre están provocando un aumento global de las temperaturas a largo plazo.
La Organización Meteorológica Mundial (OMM) advierte que si el mundo sigue su trayectoria de "continuar como si nada" probablemente alcance el aumento de 2 grados Celsius a mitad de siglo.
La temperatura del planeta aumentó más de 0,8ºC desde inicios del siglo XX. Desde 1998, un año particularmente caluroso, el ritmo del recalentamiento no fue más que de 0,05°C por década, contra un promedio de 0,12°C desde 1951.

Páginas