Se creería que era un tema corregido por el ente de control, sin embargo en mi último estado de cuenta aparece un descuento por 37 dólares, por un seguro que no he autorizado.
Si hubiera en el país condiciones atractivas para la venida de la banca extranjera habría una baja en costos bancarios, créditos estudiantiles a largo plazo y en condiciones flexibles con años de gracia, nuevas sucursales en sitios estratégicos, nuevas tecnologías que faciliten realizar transacciones sin tener que ir a oficinas y, por último, el diseño de productos que integren cuentas de ahorro, cuentas corrientes, tarjetas de crédito, entre otros
Ojalá se efectúen las correcciones a tiempo y se siente un precedente de justicia.
El Instituto para las Obras de Religión (IOR), conocido como el Banco Vaticano, es una institución de la Iglesia católica situada en la ciudad del Vaticano, creada por el papa Pío XII en 1942 con la finalidad de conservar y administrar los bienes confiados al Instituto, por personas físicas o jurídicas que tengan por meta actividades religiosas o caritativas. Entre otras funciones, permite a la Santa Sede administrar sus recursos y sirve para financiar a las iglesias con mayores necesidades económicas situadas en los países más pobres.
En la edición del 3 de diciembre de este año Diario EL UNIVERSO, en su primera sección de Economía y Negocios, página 5, dentro del artículo ‘AGD pasó a Banco Central cartera por $ 2.562 millones’, recoge ciertas declaraciones de la señora Wilma Salgado.
El analista Bertolt Brecht se preguntó: ¿quién es el más grande ladrón, el que roba un banco o el que funda un banco en un país?, por cuanto considera que existen ladrones de gallinas y otros de las riquezas de los pueblos y las naciones, amparados por leyes y autoridades gubernamentales.

Páginas