El Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap) suspendió el cobro del impuesto que solo lo paga la industria bananera: el 0,7% del valor de cada caja de banano exportada.
Turquía, Holanda, Reino Unido y Argelia compraron más banano a Ecuador durante el primer trimestre de este año, en relación a similar periodo del año anterior. El aumento ha incidido en que estos países ganen terreno y se ubiquen entre los principales mercados receptores de la fruta ecuatoriana.
Compensación por pérdida de competitividad o por acceso a mercados son los argumentos que usaría el sector bananero para solicitar formar parte de los incentivos para el sector productivo que propone el Gobierno, tema que se debate en la Asamblea Nacional.
Su proyecto se llama "Going Bananas", un juego de palabras que significa tanto "Volverse loco" como "Recurrir al plátano", y explica en detalle cómo utilizar las cáscaras del popular fruto en lugar de los derivados de petróleo para producir plástico.
Es el producto estrella y considerado tradicional de las exportaciones del país, pero su producción está a la baja y se ha perdido mercado en Europa.
El ministro de Agricultura, Javier Ponce, señaló que uno de los pedidos de los productores de banano, que consistía en convertir a la Unidad de Banano en viceministerio, no está en la “expectativa” del Gobierno.
El valor de la caja de banano ecuatoriano de 18,4 kg en el mercado internacional preocupa al sector exportador, que lo cataloga de muy alto frente a los de sus competidores, y por ello pide una revisión de precios de la fruta con toda la cadena productiva y el Gobierno.
Pese a que en marzo pasado se les ofreció solucionar en 15 días los atrasos en los pagos de los últimos racimos que vendieron al Gobierno hace ocho meses, durante la emergencia bananera, algunos agricultores de las parroquias Mariscal Sucre y Lorenzo de Garaycoa, en Guayas, reclaman al Ministerio de Agricultura que cancele los valores adeudados.

Páginas