El operativo
Luego de dos años nueve meses de haber sido afectada por el terremoto de 7,8 grados de magnitud.
Según el gobernador del Azuay, remoción del cargo y reubicación depende del alto mando institucional.
Los delincuentes son ciudadanos con privilegios que no les corresponde: no pueden ser repelidos por parte de una víctima armada. No pueden ser repelidos por policías, también armados. No pueden ser acusados sino se comprueba la debida flagrancia. Una vez capturados, una ley obliga a la prensa esconder sus rostros, lo que no permite ser reconocidos por la ciudadanía.
Policía y sociedad
Señor presidente, rectifique

Páginas