Ciencia como sustento legislativo

6 de Enero, 2019
6 Ene 2019
6 de Enero, 2019 - 00h32
6 Ene 2019

Un buen número de países demócratas desarrollados, con clara e institucionalizada división de poderes, han apreciado como necesario que los conocimientos científicos se constituyan en fidedignos elementos de apoyo de sus respectivos parlamentos, donde se definen las propuestas políticas, estableciéndose una saludable colaboración entre investigadores apolíticos y acuciosos legisladores, impulsada por movimientos ciudadanos independientes, sin afiliación partidaria, a favor de que la ciencia en cualquiera de sus manifestaciones sea uno de los pilares en la formulación de leyes y su ulterior ejecución.

Tal es la importancia de esta iniciativa, que Alemania, Francia, Reino Unido, Australia o el propio órgano legislativo de la Unión Europea han creado unidades especializadas para asesoría a congresistas integradas por científicos de renombre, sumándose a esa corriente España al adoptar esa medida como homenaje al cuadragésimo aniversario de la promulgación de su memorable Constitución. Es que la ciencia acude a entregar su sabiduría al accionar político, aumentando su confiabilidad, algo diferente al concepto de política científica que se refiere a la atención de los estados a los procesos investigativos, sus objetivos, metas, estrategias y los recursos que asignan para el efecto.

Los legisladores ecuatorianos cuentan con asesores calificados, algunos podrían tener las cualidades de científicos, pero finalmente se imponen en sus consejos los intereses partidarios o de quienes los contratan, que no siempre se corresponden con los resultados de una rigurosa investigación. Por ejemplo, los constitucionalistas, en su momento, o asambleístas después, no tuvieron la oportunidad de recibir orientación especializada sobre la trascendencia de los transgénicos, sus beneficios y cuestionamientos, cuando existen expertos nacionales capacitados, y decidir respondiendo a certidumbres sobre su inocuidad o daño y no descartarlos de manera definitiva por razones ideológicas sin base. Luego se permitió el uso de semillas transgénicas para investigación, que abre expectativas hacia un desarrollo biotecnológico, en ese campo, en un ambiente ecuatorial.

Esta alta consultoría hizo falta para que nuestros legisladores comprendieran los desastrosos alcances que podría tener la terrible enfermedad mal de Panamá, raza tropical 4, capaz de arrasar las plantaciones bananeras, provocando una catástrofe nacional de gravísimas consecuencias, e incluyan en el proyecto de ley bananera, para primer debate de la Asamblea, una fuerte y consistente expresión de prioridad absoluta su investigación, prevención y financiamiento, desconociendo el parecer de la comunidad científica internacional (Acorbat, 2016), que ha recalcado su carácter apocalíptico, recomendando voluntad política con acciones concretas para enfrentarla.

Otro hecho orientador para los asambleístas, en su acción fiscalizadora, es lo constante en la Revista Europea de Patología Vegetal, de noviembre de 2016, volumen 146, número 3, donde aparece el estudio de tres investigadores ecuatorianos evidenciando la presencia en el país de la necrosis foliar (MLN), causada por la coaligada infección de dos virus, el moteado clorótico del maíz (MCMV) y el mosaico de la caña de azúcar (SCMV), adheridos en semillas importadas, que ha puesto en jaque a toda la producción maicera del continente americano, donde no existía.

Por consecuencia, es urgente que los legisladores dispongan de este necesario e indispensable sustento que, por su carácter imparcial e independiente, responderá exclusivamente a razones científicas, garantizando eficacia y utilidad. (O)

Ciencia como sustento legislativo
Los legisladores ecuatorianos cuentan con asesores calificados, algunos podrían tener las cualidades de científicos, pero finalmente se imponen en sus consejos los intereses partidarios o de quienes los contratan, que no siempre se corresponden con los resultados de una rigurosa investigación.
2019-01-07T11:57:08-05:00
El Universo

Te recomendamos