EL UNIVERSO no ha publicado ni está publicando encuestas electorales. Si decidimos hacerlo, lo haremos expresamente.

Riesgo país

14 de Diciembre, 2018 - 00h00
14 Dic 2018 - 00:00

Wall Street y las acciones mundiales se han visto afectadas por una reducción de la curva de rendimiento del tesoro de los Estados Unidos. Inversionistas se preocupan por una recesión, y ante las crecientes dudas, Washington y Beijing podrían lograr un acuerdo comercial durante la tregua temporal acordada.

A medida que inversores buscan seguridad, compran bonos del tesoro a largo plazo elevando los precios y bajando los rendimientos, que se mueven inversamente a los precios. El rendimiento de la nota de dos años tiende a moverse con las tasas a corto plazo controladas por la Reserva Federal; ambos han subido este año. La brecha entre los rendimientos de dos y diez años ha disminuido a menos de 0,12 puntos porcentuales, el nivel más bajo desde la crisis financiera. Muchos analistas dicen que pronto podría caer por debajo de cero (inversión). En los últimos 60 años, cada recesión ha estado precedida por una curva de rendimiento invertida. El comportamiento de la curva ha señalado correcto las nueve recesiones desde 1955; tuvo solo un falso positivo a mediados de 1960 cuando una inversión fue seguida por una desaceleración económica, pero no una recesión oficial. Eso no significa que la próxima recesión sea inminente, puede tomar un par de años para que se materialice. La curva de rendimiento se redujo a principios de este año, y el mercado de valores lo ignoró. El presidente Trump amenazó con colocar “aranceles importantes” sobre los productos chinos importados a Estados Unidos, si su administración no alcanza un acuerdo comercial efectivo con Pekín. A medida que crecían las dudas sobre si las dos partes pueden resolver sus diferencias, China dijo que confiaba en llegar a cerrar un acuerdo comercial con Washington, dentro del periodo de negociación de 90 días que ambas partes acordaron. El fracaso elevaría el espectro de la nueva acción arancelaria de Estados Unidos y la posible represalia china.

El riesgo país es la diferencia entre el rendimiento de bonos del país y bonos del tesoro y depende de factores macroeconómicos como inestabilidad política, turbulencia económica, inseguridad jurídica...; además de la falta de definición y alcance de las medidas económicas. Y considerando que Estados Unidos es nuestro primer mercado, una recesión en ese país afectaría las exportaciones y eso sería también una explicación del comportamiento del riesgo país, últimamente. El riesgo país empezó en el 2018 en 448 puntos básicos, aumentó a 780 el 9 de mayo y se redujo a 621 el 21 de mayo. El 19 de junio y del 20 al 27 de noviembre, el riesgo país sobrepasó los 800 puntos y ahora está en 740. En estas circunstancias la emisión de bonos para financiar el presupuesto, resultaría en un costo alto para Ecuador. Es necesario buscar alternativas de financiamiento con el FMI, BID, Banco Mundial.(O)

Rubén Mantilla Zambrano,

Guayaquil

Riesgo país
Cartas al Director
2018-12-14T00:00:47-05:00
Wall Street y las acciones mundiales se han visto afectadas por una reducción de la curva de rendimiento del tesoro de los Estados Unidos. Inversionistas se preocupan por una recesión, y ante las crecientes dudas, Washington y Beijing podrían lograr un acuerdo comercial durante la tregua temporal acordada.
El Universo

Lo más leído