EL UNIVERSO no ha publicado ni está publicando encuestas electorales. Si decidimos hacerlo, lo haremos expresamente.

Develando el misterio del cadmio cacaotero

21 de Octubre, 2018
21 Oct 2018
21 de Octubre, 2018 - 00h00
21 Oct 2018

El manifiesto público de la Asociación Nacional de Exportadores de Cacao, Anecacao, obliga a realizar algunas reflexiones que llevan a concluir que el barullo de la presencia de cadmio en cacao es, antes que otra cosa, una jugada comercial de los países competidores, cuyos suelos y cultivos no tienen contenidos altos de ese metal pesado y de esa criticable manera de neutralizar el acceso del grano latinoamericano y su producto derivado estrella, el chocolate, al mercado europeo, para proteger a sus antiguas colonias. Es, además, una reacción de las tradicionales procesadoras foráneas que vislumbran el despertar ecuatoriano a una floreciente industria chocolatera en origen, que incomoda sus intereses hegemónicos. No se trata de desconocer la acción tóxica de ese elemento químico cuando supera los máximos permisibl es al ingerirse alimentos que lo contengan, pero, hay que decirlo, no existe una evidencia científica firme que sustente la norma restrictiva aprobada para el chocolate.

A partir del 1 de enero de 2019, empezará a aplicarse el Reglamento Nº 488/2014 de la Comisión Europea que establece un nivel máximo de cadmio en chocolate de 0,9 miligramos por kilo, convertido en propuesta de la propia delegación ecuatoriana al Codex Alimentarius, que el respetable gremio cacaotero estima como “una posición incorrecta, carente de información e inconsecuente con los intereses de la cadena productiva de cacao del país”. Esta frontal aseveración no puede quedar en el insondable abismo del olvido, debe investigarse, pues implica un severo daño a las industrias ecuatorianas que resolvieron invertir ingentes sumas y dar el gran paso de incorporar valor al cacao en el propio país y luego proceder con ventaja a la exportación. También afectará las remesas de grano de cacao, pues difícilmente los importadores adquirirán un producto que rebasaría la estricta medida, previéndose una reducción en el volumen exportable, acrecentando el deterioro de los precios a los productores cacaoteros.

El Codex Alimentarius, o Código de la Alimentación, compendio de normas, auspiciado por la ONU, FAO y la OMS, instituido para proteger la salud de los consumidores, al que se han adherido 188 países y la Unión Europea, en su última sesión aceptó las recomendaciones del grupo de trabajo de cacao presidido por Ecuador, dando paso a la vigencia de una disposición que afecta los intereses nacionales y muy particularmente a los miles de agricultores cacaoteros, mereciendo el rechazo de todas las naciones productoras de América Latina y el Caribe.

Corresponde ejecutar una acción público-privada para revertir lo resuelto, incluyendo en lo interno un efectivo plan de manejo de suelos, cultivos y poscosecha para reducir los contenidos de cadmio, pero también se requerirá una movilización conjunta de los países latinoamericanos, liderados por Ecuador que, como bloque monolítico, propongan la urgente revisión. Se ratifica una vez más que no hay mercado libre para ningún producto agrícola, pues en la práctica se imponen medidas proteccionistas disimuladas en injustas normas sanitarias.

De suerte, este apremiante tema será motivo de debate en un encuentro de alto nivel organizado por el Colegio de Ingenieros Agrónomos del Guayas, con expertos nacionales y extranjeros de reconocido prestigio, por realizarse el próximo 29 de noviembre. (O)

Develando el misterio del cadmio cacaotero
El manifiesto público de la Asociación Nacional de Exportadores de Cacao, Anecacao, obliga a realizar algunas reflexiones que llevan a concluir que el barullo de la presencia de cadmio en cacao es, antes que otra cosa, una jugada comercial de los países competidores, cuyos suelos y cultivos no tienen contenidos altos de ese metal pesado y de esa criticable manera de neutralizar el acceso del grano latinoamericano y su producto derivado estrella, el chocolate, al mercado europeo, para proteger a sus antiguas colonias.
2018-10-21T00:00:38-05:00
El Universo

Te recomendamos