EL UNIVERSO no ha publicado ni está publicando encuestas electorales. Si decidimos hacerlo, lo haremos expresamente.

Cruz Roja campesina

7 de Octubre, 2018
7 Oct 2018
7 de Octubre, 2018 - 00h00
7 Oct 2018

Es unánime la aceptación nacional y mundial de la misión que cumple el más grande voluntariado del que se tenga conocimiento, cuando fracasan todos los intentos de los estados y de organizaciones no gubernamentales y civiles para la atención de afectados por crueles e inútiles guerras, secuestros perversos, catástrofes naturales y conflictos entre las naciones, se acude a la protección humanitaria de la Cruz Roja Internacional sin descartarse el socorro efectivo a las víctimas de la hambruna, de los desquicios morales de jóvenes y adultos, de los seres humanos contaminados por las drogas, sin mirar edades ni condición social. En Ecuador observamos siempre su trabajo en las poblaciones urbanas y eventualmente se aprecia su influencia en los campos, de allí que merece destacarse lo que viene realizando en cantones eminentemente rurales, cuya población subsiste gracias a los frutos que la naturaleza buenamente le otorga.

Nos referimos al trabajo permanente de brigadistas en el cantón Simón Bolívar de la provincia del Guayas, cuyos habitantes viven de una agricultura en constante producción de bienes para el consumo local y para la exportación, el grueso de su población es orgullosamente campesina, aunque muchos vivan en la cabecera cantonal casi todos los jefes de familia tienen sus propias fincas; pues bien, allí hoy inaugurará su sede la primera Junta Cantonal de la Cruz Roja, desde donde difundirá su acción redentora a comunas y recintos, que demandan primeros auxilios a sus apremiantes necesidades y la capacitación básica para que sus jóvenes venzan las seducciones de la droga y el alcohol que seres irresponsables y carentes de espíritu les ofrecen valiéndose de las más sofisticadas argucias, pero si a la larga sucumben allí estará la Cruz Roja campesina, como elemento liberador de traumas y desórdenes sociales.

Llegar a calificar como junta cantonal fue todo un proceso con seminarios de capacitación para voluntarios, inicialmente 22 ahora 50, que dieron un primer paso a brigadistas, superando obstáculos a base de constancia y dedicación al estudio, con teoría y simulacros de incendios, inundaciones y terremotos, evacuaciones inteligentes y prevención de accidentes de toda índole, hasta recibir orgullosos el singular distintivo internacional que los identifica como miembros de esa maravillosa corriente de voluntarios no remunerados.

Primero fueron catalogados como brigadista, ahora ascendieron a junta cantonal, pero continuarán movilizándose en grupos hacia las comunidades rurales donde no llegan los servicios estatales y a casi un centenar de recintos de dinámicos obreros, en especial el centro afroecuatoriano de Santo Domingo. Tendrán muy presente en su conducta benefactora que no deberán discriminar su accionar por diferencias de raza, religión, nacionalidad, condición social o credo político de sus beneficiarios, valores irrenunciables que les ha dado respetabilidad y confianza mundial.

Hacemos pública nuestra felicitación a la Cruz Roja Provincial del Guayas, por haber dado la oportunidad a que auténticos hijos del cantón, trabajadores del campo de humilde condición pero con gran espíritu de solidaridad, conformen la Junta Cantonal, presidida con todos los lauros por Víctor Hugo Arriaga Morán, servidor constante de su pueblo; tenemos la certeza de que él y sus correligionarios harán honor al lema institucional del 2018: “En todas partes para todos”. (O)

Cruz Roja campesina
Es unánime la aceptación nacional y mundial de la misión que cumple el más grande voluntariado del que se tenga conocimiento, cuando fracasan todos los intentos de los estados y de organizaciones no gubernamentales y civiles para la atención de afectados por crueles e inútiles guerras, secuestros perversos, catástrofes naturales y conflictos entre las naciones, se acude a la protección humanitaria de la Cruz Roja Internacional sin descartarse el socorro efectivo a las víctimas de la hambruna, de los desquicios morales de jóvenes y adultos, de los seres humanos contaminados por las drogas, sin mirar edades ni condición social.
2018-10-07T00:00:28-05:00
El Universo

Te recomendamos