Eternicemos las campañas

13 de Septiembre, 2018
13 Sep 2018
13 de Septiembre, 2018 - 00h00
13 Sep 2018

Entonces, nos venimos a enterar que sí hemos tenido alcalde: la profusión de mensajes en redes sociales; las invitaciones coladas bajo la puerta, y, sobre todo, esa repentina eclosión de su vena artístico-empresarial que les brota para contratar a artistas reciclados que antaño arrastraban masas a sus conciertos pagados, hoy gratuitos gracias a la proximidad de la campaña electoral.

Es un poco la tónica de estos últimos meses en varios municipios de cantones pequeños –por su hoja de ruta y decisiones, el de Cuenca es un municipio bastante pequeño– que han convertido su gestión pre-reelectoral en agencias promotoras de conciertos gratuitos. Así, el puertorriqueño Ricky Martin, que según un equipo de prensa está en una gira denominada One World Tour, actuará el próximo tres de noviembre en el estadio Alejandro Serrano Aguilar para lo cual el alcalde Marcelo Cabrera “ha invertido” –sí pues, en campaña “se invierte” –50 mil dólares de puro y duro dinero público.

Con un poco más de “inversión” quizá el de Cuenca pueda igualar a otros municipios en su intento por “fomentar el arte y la cultura”: como al de Santa Rosa, por ejemplo, que en el 2017 trajo a Gilberto Santa Rosa y Wisin; y en este apostó por Ricardo Montaner. O alcanzar a Machala, que hace poco invirtió 650 mil dólares para el concierto de Daddy Yankee.

Sin este aire reelectorero no se habría visto por estos lares a Luis Fonsi, Carlos Vives, Nacho, Alberto Barros, Willy García, Karina… Somos un verdadero país de oportunidades. Y de oportunistas.

Este panorama artístico musical del Gobierno autónomo descentralizado ecuatoriano se complementa con una serie de inauguraciones de las obras –a escala– que no se ejecutaron a lo largo de todo el periodo. El tranvía, por ejemplo, ya ha soportado como tres o cuatro simulaciones de inauguración, una de ellas con el propio presidente Moreno a bordo, en lo que podría ser el límite del burdo cinismo político: esta obra, con más de dos años de retraso, ha quebrado a decenas de negocios familiares a lo largo de su trayecto. Sobre eso, no hay concierto que remedie tanta pérdida.

A meses de fenecer el actual periodo, en Cuenca no se inaugura ni un solo megaparque ofrecido en campaña; en su lugar se entrega oficialmente la maquilladita a los parques existentes. Nada de viviendas populares, más bien 128 mil dólares obsequiados al equipo local de fútbol. Y así.

Si este es el pregón electoral, pues no les queda otro remedio a los ciudadanos que blindarnos para lo que vendrá cuando la campaña se abra oficialmente. La educación política que los medios de comunicación brinden será de suma utilidad: aunque los candidatos tengan todas las argucias legales para justificar inversiones de efecto tremendista, exigirles cuentas sobre lo que no han hecho es fundamental. Por ejemplo, habrá que revisar sus ofertas de campaña anteriores y exigirles cuentas; habrá que descartar sus agendas acomodadas para los medios, y en su defecto plantearles una propia, que repase lo incumplido y establezca la real posibilidad de cumplir con las nuevas promesas: el prefecto Paúl Carrasco ha dicho que va a acabar con el hambre en el mundo.

Lo que se viene, en conciertos y demagogias, va a estar grueso, por ello hay que llevar la campaña al terreno de las ideas y las propuestas.

¡Que suba el telón y se eternice la campaña!(O)

Eternicemos las campañas
Entonces, nos venimos a enterar que sí hemos tenido alcalde: la profusión de mensajes en redes sociales
2018-09-13T00:00:47-05:00
El Universo

Te recomendamos