Economía mixta

12 de Septiembre, 2018
12 Sep 2018

El objetivo de las políticas intervencionistas es sustituir el capitalismo por una economía mixta. Se supone que esta economía mixta, que no es capitalismo ni socialismo sino un híbrido que está a medio camino entre socialismo y capitalismo, manteniendo las ventajas y evitando los inconvenientes propios de cada uno, es descrita como un tercer sistema, el “progresista”.

El intervencionismo es defendido por muchos que lo consideran el paso a paso para llegar al socialismo total. Venezuela es un ejemplo. Empezó con políticas intervencionistas. Otros intervencionistas que no son abiertamente socialistas buscan el establecimiento de la economía mixta como un sistema permanente de gestión económica, típica de algunos empresarios que piden eliminar los impuestos, pero reclaman a los gobiernos subsidios para su competitividad. El intervencionismo busca restringir, regular y “mejorar” el capitalismo por interferencia pública con los negocios, como también usando el sindicalismo; busca que el Estado sea empresario, interviniendo el mercado o creando empresas públicas, y para esto toma fondos públicos que no tiene; el dinero para las subvenciones lo extrae de algún sitio. No cuenteen con lo gratis de la educación, la salud, las casas, esto solo se consigue recaudando impuestos de cualquier tipo (IVA, ICE, en aduanas, en carros híbridos, impuesto ecológico que pagamos al matricular los vehículos...) para darle a empresas públicas ineficientes; TAME es nuestro mejor ejemplo: $ 200 millones en pérdidas nos ha costado salvar a las “alas del Ecuador” en los últimos años. Estos impuestos tienen efectos en el público, no en el Gobierno que los recauda. Es el mercado y no el departamento estatal, dígase SRI, el que decide sobre a quién cae la carga del impuesto y cómo afectará la producción y el consumo. ¿Será por eso que los pasajes en TAME son de los más caros a pesar de todos sus incumplimientos? Las políticas intervencionistas sabotean la operatividad del sistema de economía de mercado. El fracaso del intervencionismo no demuestra la necesidad de adoptar el socialismo, simplemente expone la futilidad del intervencionismo. Solo la demagogia y el fanatismo ideológico, identificando erróneamente intervencionismo y capitalismo, creen que el socialismo es el remedio para los males intervencionistas. La crisis que vivimos es la del intervencionismo estatal, la crisis del Estado empresario.(O)

César Manuel Campoverde Solís, Guayaquil

Economía mixta
Cartas al Director
2018-09-12T00:00:31-05:00
El objetivo de las políticas intervencionistas es sustituir el capitalismo por una economía mixta.
El Universo