La interpretación jurídica y el CPCCS-t

17 de Mayo, 2018
17 Mayo 2018
17 de Mayo, 2018 - 00h00
17 Mayo 2018

La interpretación que el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, transitorio (CPCCS-t), realiza sobre sus atribuciones sostiene que la consulta popular –ejercicio primario de soberanía del pueblo– se convocó para resolver aspectos no considerados por la Constitución ni las leyes, a saber la conformación de un Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, transitorio, cuyo objetivo es restaurar la legitimidad de un ordenamiento legal que permitió el ejercicio institucionalizado de la corrupción y que, por otro lado, su accionar se enmarca en el derecho y en sus principios fundamentales.

En el proceso personal de pensar el tema de las atribuciones del CPCCS-t, para escribirlo en esta columna, fueron múltiples los referentes que espontáneamente surgieron, todos relacionados con el derecho y con la actual realidad sociopolítica nacional: interpretación jurídica, Constitución, consulta popular, soberanía, legalismo, derecho, principios generales, legitimidad, probidad y justicia.

Me referiré a algunos de ellos. La interpretación jurídica es uno de los aspectos consustanciales al derecho o sistema normativo obligatorio que regula la convivencia social para la consecución del bien común. Con la expedición del Código Civil francés de 1804, calificado por Napoleón como su obra de mayor trascendencia, se establecieron reglas para que la interpretación garantice la seguridad y la certeza jurídicas, así como la equidad y la justicia. Hoy, la interpretación en derecho, sin dejar de lado las normas provenientes del derecho civil, se nutre de otras disciplinas como la lingüística, la filosofía hermenéutica, así como también de la amplia y compleja realidad social. La interpretación que realiza el CPCCS-t, respecto de sus atribuciones y obligaciones, debe analizarse en el marco del sistema jurídico conformado por dogmas, ficciones, categorías como fuentes del derecho y razonamiento jurídico, principios, y también por leyes, que adquieren sentido solamente por ser parte de un ordenamiento amplio y sofisticado. La ley es un elemento más de lo jurídico, que sin duda es el más elaborado de todos los constructos sociales y no pueden las normas interpretarse ni aplicarse al margen del sistema que les permite ser. ¡El derecho no se agota en las leyes!

Uno de los principios del derecho, el de plenitud hermética, afirma que la solución de un problema jurídico se encuentra, siempre y necesariamente, en el propio derecho. Si la ley no permite resolverlo, se puede acudir a cualquiera de sus otras fuentes: jurisprudencia, costumbre, doctrina o principios generales. Desde este enfoque, la línea de argumentación del CPCCS-t es correcta, pues sostiene que sus objetivos fundamentales son el contribuir para la construcción de una adecuada convivencia social y la vigencia de la justicia. Esta forma jurídica de solución de problemas, siendo una posibilidad siempre viable para todos los casos, adquiere especial relevancia en circunstancias extremas como las que generaron la consulta popular y la consecuente creación de una nueva institucionalidad, la del CPCCS-t, obligado a buscar lo justo a través de su aporte específico, para contribuir a la edificación de un orden social que viabilice la ansiada vigencia de un Estado de derecho sólido y robusto, tarea que la está cumpliendo en el marco de la legitimidad que le reconoce la opinión de la gente. (O)

La interpretación jurídica y el CPCCS-t
La interpretación que el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, transitorio (CPCCS-t), realiza sobre sus atribuciones sostiene que la consulta popular –ejercicio primario de soberanía del pueblo– se convocó para resolver aspectos no considerados por la Constitución ni las leyes, a saber la conformación de un Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, transitorio, cuyo objetivo es restaurar la legitimidad de un ordenamiento legal que permitió el ejercicio institucionalizado de la corrupción y que, por otro lado, su accionar se enmarca en el derecho y en sus principios fundamentales.
2018-05-17T00:00:27-05:00
El Universo

Te recomendamos