Ética

29 de Abril, 2018
29 Abr 2018

La corrupción, la violencia y más prácticas deshonestas parecen ir abriéndose paso en la sociedad y nos lleva a interrogarnos cómo reforzar la conciencia ética, cómo formarla. Tres expositores reflexionaron sobre esto el pasado miércoles en una charla de Encuentros en EL UNIVERSO.

Hacer lo que está bien, evitar hacer el mal, ha sido una constante desde el inicio de la especie –se dijo–, una construcción cultural que se ha ido reflejando en acuerdos tácitos de convivencia para luego constituirse en leyes, con la finalidad de preservar la vida y procurar el bienestar de las personas; es decir que hacer el bien nos sostiene como especie. En ese sentido, la ética es un poder empleado para garantizar nuestra supervivencia.

Cada momento, día a día, toda la vida, nos pasamos tomando decisiones y estas repercuten en otros ámbitos, formando resultados colectivos que luego redundan en comportamientos sociales que definen países... al mundo. Pero hay tanta gente que, habiendo recibido educación y formación a nivel profesional, carece de ética.

Si al elegir, nos apegamos a valores básicos como el respeto, el trabajo, el cumplimiento y la honradez y somos coherentes entre el decir y el actuar, estaremos dando testimonio de comportamiento ético, que es la forma más efectiva de contribuir a la formación de la conciencia ética de las nuevas generaciones. (O)

Ética
Editoriales
2018-04-29T00:00:27-05:00
La corrupción, la violencia y más prácticas deshonestas parecen ir abriéndose paso en la sociedad y nos lleva a interrogarnos cómo reforzar la conciencia ética, cómo formarla. Tres expositores reflexionaron sobre esto el pasado miércoles en una charla de Encuentros en EL UNIVERSO.
El Universo