‘Reverdecer Ecuador’

Domingo, 22 de Abril, 2018 - 00h00
22 Abr 2018
Domingo, 22 de Abril, 2018 - 00h00
22 Abr 2018

De una u otra manera los gobiernos han formulado planes de protección de los bosques existentes o siembra de nuevos, aspirando que permanezcan intocados para proteger nuestra prolífica biodiversidad, la riqueza de los suelos, de las fuentes de captación de agua y su calidad o para favorecer una explotación adecuada que genere ingresos y trabajo permanente para una creciente población que subsiste de ellos, dando además validez a la afirmación que los bosques naturales y los monocultivos forestales son necesarios para el equilibrio del planeta. Se han planteado metas tendentes a reducir la tasa de deforestación y compensar los desbroces con la instalación de nuevos plantíos a favor de una saludable armonía, emprendiendo además en la recuperación de los desgastados suelos ecuatorianos.

Es muy importante que los responsables de los temas ambientales y de las explotaciones forestales señalen puntos de partida, sincerando las cifras de depredación que varían entre 60 mil, 100 mil o más hectáreas anuales, exponiendo también de forma clara las metas de reforestación, su ubicación y la asignación de recursos públicos o privados que con certeza se va a contar. En el régimen anterior se propuso una tasa cero para la tala de árboles, alcanzable para el 2017 con una restauración forestal de 500 mil hectáreas, cuya efectividad quedó muy lejana. Tampoco se ha comprobado la veracidad del promovido récord mundial Güines de la siembra de 765 mil árboles en un solo día, equivalentes a 2.269 hectáreas, desconociéndose dónde están, su índice de supervivencia, por lo que bien haría la actual administración en señalar su localización en beneficio de la credibilidad perdida.

En esa línea de pensamiento se inscribe el proyecto “Reverdecer Ecuador” expuesto con ribetes poéticos por el presidente Moreno en Macas, provincia de Morona Santiago, utilizando una denominación similar a la de su antecesor que lo llamó “Ecuador Verde”, insistiendo en la alta cifra anual de deforestación de casi 100.000 hectáreas, comparable con “250 canchas profesionales de fútbol, cada día”, dentro de un espantoso escenario de avería siniestra del perfil cultivable y degradación total de la mitad de los suelos del país, aseverando el primer mandatario que la cuarta parte de ellos es definitivamente inútil para las labores agrícolas y apenas una cuarta parte se cultiva adecuadamente.

Destaca en la propuesta presidencial la inclusión de otros elementos fundamentales para la sostenibilidad nacional, acorde con los mandatos constitucionales y la soberanía alimentaria, como la limpieza de ríos contaminados, clausura de botaderos de basura, reciclaje de residuos, correcto aprovechamiento de los recursos renovables y no renovables, ciudades sostenibles y educación ambiental.

El pueblo ecuatoriano confiará una vez más en la feliz ejecución de esta nueva oferta forestal gubernamental, aun cuando no se borrará de su memoria la década de papel, caracterizada por maravillosas y artísticas presentaciones computarizadas o impresas en multicolores folletos y hasta voluminosos libros, cuya cantidad sería merecedora a un nuevo récord mundial, pero engalanado con una corona de incumplimiento. Esperamos no ocurra igual con este maravilloso proyecto, que tenga efectivamente una segura aplicación y no quede en el papel por insuficiente financiamiento o deterioro de la indispensable voluntad política requerida para realizarlo. (O)

‘Reverdecer Ecuador’
De una u otra manera los gobiernos han formulado planes de protección de los bosques existentes o siembra de nuevos, aspirando que permanezcan intocados para proteger nuestra prolífica biodiversidad, la riqueza de los suelos, de las fuentes de captación de agua y su calidad o para favorecer una explotación adecuada que genere ingresos y trabajo permanente para una creciente población que subsiste de ellos, dando además validez a la afirmación que los bosques naturales y los monocultivos forestales son necesarios para el equilibrio del planeta.
2018-04-22T00:00:28-05:00
El Universo

Te recomendamos