Llamadas falsas al 911

5 de Marzo, 2018
5 Mar 2018

El 6 de noviembre de 2017, el 911 recibió una llamada para reportar que varias personas se habían ahogado en una de las lagunas de Ozogoche, en la provincia de Chimborazo.

Inmediatamente se coordinó la movilización de ambulancias del Ministerio de Salud, unidades de rescate del Cuerpo de Bomberos de Alausí y efectivos del grupo de Operaciones Especiales (GOE) de la Policía Nacional. Se trataba de una llamada falsa.

Las autoridades presentaron el caso a la instancia legal correspondiente, se investigó y, finalmente, el responsable ha sido sancionado con privación de libertad durante 15 días y una multa de 662 dólares, de acuerdo al artículo 396, numeral 3 del Código Orgánico Integral Penal (COIP).

Una llamada falsa implica desperdicio de recursos humanos, equipos, infraestructura. Lo más grave es que el uso indebido de ese servicio destinado a salvar vidas, podría ser obstáculo para que, ocupados en llegar a atender una emergencia que no existe, no lleguen a tiempo a una emergencia real.

Es necesario que la ciudadanía lo entienda así y evite la merecida sanción. (O)

Llamadas falsas al 911
Editoriales
2018-03-05T00:07:05-05:00
El 6 de noviembre de 2017, el 911 recibió una llamada para reportar que varias personas se habían ahogado en una de las lagunas de Ozogoche, en la provincia de Chimborazo.
El Universo