Aceptar y seguir

4 de Febrero, 2018 - 00h07
4 Feb 2018 - 00:07

Nacho pedalea alegremente en su bicicleta, que no es una bicicleta cualquiera, es lo que él llama una bicicleta inclusiva que surgió de un sentimiento y una necesidad. Sus dos hijos nacieron con parálisis cerebral, lo que afectó su motricidad.

Nacho quería que pudieran ver la calle, disfrutar del aire en su rostro y decidió encontrar una manera de que pudieran hacerlo. La solución fue agregar a la parte delantera de la bicicleta una silla de ruedas y así pueden salir y compartir el paseo. Tras este logro, Nacho aprendió a confeccionar férulas, aditamentos para los pies y los brazos, collarines, separadores de manos, destinados a ayudar a las personas con parálisis cerebral.

Tomó cursos especiales, leyó, observó y fue aprendiendo a auxiliar terapéuticamente a sus hijos. Hoy, agradece porque su invento puede ayudar a otros. Dice que lo importante es la aceptación: “Aceptar algo te ayuda a pasar barreras, si no, no puedes seguir, nadie te puede ayudar”.

Es posible que la actitud de Nacho sea algo que todos debamos imitar, individual y colectivamente, hoy, que es un día de reflexión preguntémonos si como sociedad hay algo que debamos aceptar para encontrar la solución y poder seguir. (O)

Aceptar y seguir
Editoriales
2018-02-05T15:40:48-05:00
Nacho pedalea alegremente en su bicicleta, que no es una bicicleta cualquiera, es lo que él llama una bicicleta inclusiva que surgió de un sentimiento y una necesidad. Sus dos hijos nacieron con parálisis cerebral, lo que afectó su motricidad.
El Universo