Hospital Neumológico

Domingo, 14 de Enero, 2018 - 00h12
14 Ene 2018

Yo me acuerdo de épocas cuando tras intensa jornada de trabajo los médicos, residentes, estudiantes y personal de salud salíamos a tomar un descanso en los jardines, delante de la capilla (de la Medalla Milagrosa) del maravilloso Hospital Luis Vernaza, alzábamos la mirada al cielo y nos encontrábamos primero con el complejo hospitalario de L.E.A. (Liga Ecuatoriana Antituberculosa), donde se atendían los enfermos de tuberculosis; enfermedad que declinaba con tendencia a desaparecer en el Ecuador.

En el área quirúrgica, las intervenciones de más alta complejidad de tórax se realizaban lideradas en esa época por dos médicos que eran jóvenes, que habían ganado un concurso y estuvieron cuatro años en la clínica Mayo de Nueva York, en los Estados Unidos, los doctores Marcos A. Martínez Macías y Roberto Gilbert Elizalde. Al igual que los mejores hospitales del mundo, se operaban pulmones y corazón, especialmente. Todo el complejo hospitalario estaba en ese tiempo bajo dirección del eminente médico Armando Pareja Coronel, fue absorbido en su totalidad por el Ministerio de Salud Pública a los pocos años de haberse creado. Hoy día, el Ministerio cerró el Hospital (Neumológico Alfredo Valenzuela) de dicho complejo en el cerro del Carmen, aduciendo mal mantenimiento y suciedad. ¿Quién es responsable de la falta de mantenimiento y suciedad? Señor presidente del Ecuador, ordene una auditoría de todos los periodos de los ministerios de Salud, desde la incorporación de L.E.A. a su patrimonio, y castigue a los culpables. A mis colegas médicos, dirigentes de instituciones de salud, les pido disculpas porque yo médico jubilado tal vez me adelanté a publicar esta petición.(O)

Galo H. Vaca Rodríguez,
Médico jubilado, Guayaquil

Hospital Neumológico
Cartas al Director
2018-01-14T00:12:52-05:00
Yo me acuerdo de épocas cuando tras intensa jornada de trabajo los médicos, residentes, estudiantes y personal de salud salíamos a tomar un descanso en los jardines, delante de la capilla (de la Medalla Milagrosa) del maravilloso Hospital Luis Vernaza.
El Universo