Sin solución

Miércoles, 10 de Enero, 2018 - 00h08
10 Ene 2018

La situación venezolana se complica más. Al cerrar el 2017 la inflación era de 2.616%. En cuatro años el tamaño de la economía venezolana se redujo 35%.

El salario mínimo entre dinero efectivo, tiquetes y canasta es de 797.510 bolívares; desde el 2 de enero se aumenta el 40% al bono de guerra económica y el tiquete de alimentación subirá de 279.000 a 549.000 bolívares. Sin embargo, esto no logra una solución, ni siquiera a mediano plazo para la escasez de alimentos y medicamentos en el país.

La petrolera estatal PDVSA, la principal fuente de financiamiento del país, según analistas, redujo su producción en 300.000 barriles diarios. El Estado asumió el control total de las importaciones y los puertos. Ambos hechos han tenido consecuencias en la economía y Ecoanalítica, una ONG especializada, estima que la inflación llegará a 2.735%. El Banco Central no ofrece estadísticas.

Las cifras hablan por sí solas, la situación en Venezuela es grave y no se vislumbra una salida. La solución la deberán encontrar los propios venezolanos.

Desde afuera solo nos tocan algunas reflexiones: no se puede solucionar un problema si las partes tienen posiciones inamovibles y no están dispuestas a hacer concesiones, y a la comunidad internacional le corresponde hacer todo lo posible para facilitar el diálogo y el entendimiento entre las partes, aunque en esto haya algunos fracasos. (O)

Sin solución
Editoriales
2018-01-10T00:08:58-05:00
La situación venezolana se complica más. Al cerrar el 2017 la inflación era de 2.616%. En cuatro años el tamaño de la economía venezolana se redujo 35%.
El Universo