Lugar único

Sábado, 6 de Enero, 2018 - 00h08
6 Ene 2018

En diciembre, el Consejo de Gobierno de Galápagos realizó una campaña para evitar el uso de pirotecnia durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo. Se buscaba que la ciudadanía y las autoridades tomaran conciencia de los efectos negativos de la pirotecnia para la flora y la fauna de las islas. Sin embargo, solo en San Cristóbal se emitió una normativa prohibiendo la pirotecnia. En otras islas, la campaña no tuvo éxito, tanto que en Santa Cruz sí hubo fuegos artificiales.

Las Galápagos fueron declaradas, por la Unesco, Patrimonio Natural de la Humanidad en 1978, en 1985 se las reconoció como reserva de biósfera, y en 1986, el mar que circunda las islas fue declarado reserva marina. Este es el valor de nuestro archipiélago, no se trata de unas islas más, que pueden convertirse en balnearios, centros de diversión, para atraer a los turistas. Se trata de un lugar único en el mundo y, precisamente, ese es el atractivo que ofrecemos; para conservarlo se requiere entender su naturaleza y dedicar todos los esfuerzos a preservar su riqueza natural.

Las campañas de concienciación no son suficientes, en Galápagos debe haber una normativa destinada a salvaguardar la naturaleza de las islas, que debe aplicarse sin excepciones. Es nuestro compromiso con nosotros mismos y con el mundo. (O)

Lugar único
Editoriales
2018-01-06T00:08:26-05:00
En diciembre, el Consejo de Gobierno de Galápagos realizó una campaña para evitar el uso de pirotecnia durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo.
El Universo