Pero no es todo

28 de Noviembre, 2017
28 Nov 2017

El ex secretario jurídico de la Presidencia de la República afirmó que hay normas que permiten el decomiso de bienes originados en actos de corrupción, puso como ejemplo que pidió la incautación de 80 millones de dólares que se deben a Odebrecht por planillas pendientes de pago, con eso el dinero de la corrupción estaría recuperado y es lo que hay que hacer con los bienes producto de las coimas que recibieron el tío del vicepresidente y los demás, dijo.

Pero no es todo, lo que hay que recuperar es, apenas, lo relacionado con lo que abre la puerta a grandes perjuicios al Estado. La coima se paga para conseguir contratos a partir de información privilegiada que le permite al coimador hacer, aparentemente, la mejor oferta, o que se le adjudiquen con sobreprecios obras sobrevaloradas y hasta innecesarias, para citar solo algunos casos. De manera que si el corruptor dio treinta y cinco millones, lo hizo para conseguir cientos de millones.

El Estado debe recuperar ese dinero y ser indemnizado por el perjuicio causado. Puede ser lento, difícil, pero necesario. Para que el acto doloso no quede impune no basta la prisión de los culpables, se requiere la devolución de todo lo perdido. (O)

Pero no es todo
Editoriales
2017-11-28T00:07:07-05:00
El ex secretario jurídico de la Presidencia de la República afirmó que hay normas que permiten el decomiso de bienes originados en actos de corrupción, puso como ejemplo que pidió la incautación de 80 millones de dólares que se deben a Odebrecht por planillas pendientes de pago, con eso el dinero de la corrupción estaría recuperado y es lo que hay que hacer con los bienes producto de las coimas que recibieron el tío del vicepresidente y los demás, dijo.
El Universo