Samuel, de 14 años, recibió un tiro en la frente la noche de este domingo 1 de mayo tras ser lanzado desde una tricimoto en el norte de Guayaquil.

Ocurrió a las 21:00 en el bloque 9 de Bastión Popular. El menor de edad se ha convertido en la más reciente víctima de la ola de violencia, que ya ha elevado a 465 la cifra de asesinatos en la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón).

Los vecinos contaron que vieron cómo la tricimoto se detuvo en una esquina, en lo alto de una loma, y que poco después escucharon la detonación y vieron el cuerpo delgado del adolescente, que vivía a unas diez cuadras.

Este lunes, al menos una docena de agentes de la Unidad de Muertes Violentas (Dinased) llegaron a la escena para levantar más evidencias y entrevistar a los vecinos.

Publicidad

Eloy Alfaro, la parroquia de Durán donde los homicidios han crecido 220 %

Intentan descubrir quién y por qué mataron a Samuel. Por ahora, la hipótesis es que al menor lo quisieron ingresar a una banda y que él no habría querido. Su familia tampoco sabe nada.

Samuel vivía con sus abuelos y sus primos. Su mamá falleció hace unos años y, según la Policía, su padre está preso.

A su abuelo, los niños lo atendían la mañana de este lunes y le daban agua, mientras él contaba que sufre de la presión y que desde que se enteró de la muerte de Samuel estaba en crisis.

En Ximena y Pascuales, parroquias de Guayaquil con toque de queda, el incremento de muertes violentas va entre 105 % y 157 %

El adulto mayor contó que, la última vez que vio a Samuel, este había llegado de comprar un corviche y se lo regaló. Entonces, el adolescente volvió a salir a comprarse otro para él.

Publicidad

Poco después les llegaron a contar que lo habían matado.

En lo que va del 2022, al menos 30 menores han sido asesinados en la Zona 8, según cifras que registra la Policía de Menores (Dinapen). Más de 50 han resultado heridos. (I)