Manta-Esmeraldas

Una presunta falla mecánica habría sido la causa para la caída de una avioneta policial frente a las costas de Esmeraldas, según el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, quien estuvo en Manta.

El ministro dijo que se continúa recabando información respecto a las circunstancias en que se produjo la caída de una avioneta la tarde del miércoles.

La aeronave transportaba a policías, junto a una persona privada de libertad que iba hacia Manta, ciudad en donde debía estar presente en una audiencia.

Publicidad

Jiménez indicó que se indaga quiénes estaban, cuáles eran las actividades que desarrollaban.

El funcionario estimó que entre 24 y 48 horas se tendría una información certera que permita determinar con claridad qué sucedió y cuáles fueron los responsables.

“Aparentemente fue una falla mecánica, pero estamos esperando las investigaciones pertinentes”, declaró el funcionario.

Una avioneta con personal policial cayó al mar tras despegar de Esmeraldas

Jiménez confirmó que efectivamente la nave se dirigía a Manta, y que actualmente lo que se indaga es establecer con base en los informes quiénes son los responsables para tomar las decisiones correspondientes.

Publicidad

También dijo que eran nueve los ocupantes que viajaban en la aeronave siniestrada, entre ellos, un reo.

El ministro también se refirió a los hechos que se suscitan tras el estado de excepción en el país y sobre los ataques que han sufrido varios policías, algunos de ellos fallecidos por ataques delictivos.

Un fragmento del fuselaje de la avioneta accidentada de la Policía Nacional, en el sector de Achilube, Esmeraldas. Foto: El Universo

El secretario de Estado señaló que estos ataques pueden seguir sucediendo, pero que el Gobierno ha tomado la firmeza de luchar contra la delincuencia organizada.

“Se han producido hechos esporádicos y yo diría que hay ataques en general por diferentes hechos, algunos relacionados con policías y otros no, pero no podemos generalizar porque eso sería absolutamente abusivo bajo estas circunstancias porque lo primero que hay que hacer es establecer cuáles fueron las circunstancias que llevaron a esos crímenes y segundo cuáles son los culpables para que sean debidamente sancionados”, declaró Jiménez.

Publicidad

Pescadores alertaron caída

“Escuché un estruendo como trueno y una vecina me alertó que una avioneta había caído al mar atrás de mi casa”, comentó María, moradora del recinto Achilube, en el norte de Esmeraldas, donde cayó una avioneta de la unidad Aeropolicial.

Luego llegaron ambulancias y policías que acordonaron la zona, pasadas las 16:00 para rescatar a la tripulación. Esto asustó a la mujer y su familia que trabajan en un complejo turístico de esta localidad.

La avioneta Piper Navajo PA-31, con matrícula PN-216, despegó del aeropuerto de Esmeraldas Carlos Concha.

Estaba al mando de José Luis Santillán y Francisco Páez. Cómo pasajeros iban Edwin Noguera, director nacional de operaciones de la Policía, su ayudante, un servidor policial del eje investigativo y el privado de libertad Bryan M. C.

Publicidad

El destino de llegada era Manta (Manabí) para entregar al detenido que tenía que asistir a una audiencia judicial.

Mario, otro morador de Achilube, observó que la avioneta llegó al mar luego de una maniobra en el aire, con las hélices apagadas. Fallas en los motores habrían ocasionado el accidente de la nave bimotor, según el informe preliminar de Fausto Íñiguez Sotomayor, jefe nacional de Aeropolicial.

La tripulación reportó a la torre de control la intención de retornar a la plataforma del aeropuerto de Tachina por pérdida de motor. Se conoce que el avión realizó un amerizaje forzado a 100 metros de la costa entre Camarones y Las Piedras, agrega el reporte.

Según testigos, unos tres equipajes habrían sido evacuados del avión, durante el rescate de las personas que resultaron ilesas.

Partes del fuselaje fueron arrastradas a la playa y recogidas para el informe que debe elaborar la compañía aseguradora.

Con cabos de nailon amarraron el avión para que las olas no lo arrastren mar afuera. Un contingente policial estuvo al mando de Marco Gutiérrez, del Grupo de Operaciones Especiales (GOE).

Los datos

-La Unidad Aeropolicial fue creada en el 1997, con diez helicópteros y tres aviones. El avión Piper Navajo, con longitud de 9,94 metros, es de fabricación en los EE. UU. y tiene capacidad para uno o dos miembros de la tripulación y hasta siete pasajeros. Sus operaciones son para transporte de personas, detenidos, evacuaciones médicas, evidencias.

-En julio del 2019 se contrató el servicio de reparación del sistema eléctrico de la aeronave Piper Navajo PA-31, por un monto de $ 4.480. En diciembre del mismo año, se realizó el mantenimiento no programado por $ 5.000, detalla el informe de rendición de cuentas de Aeropolicial 2019. (I)