Un privado de la libertad, identificado como J. B. G., murió este lunes 27 de noviembre en el Centro de Privación de Libertad Sucumbíos n.º 1, tras ser atacado con un arma blanca por otro interno que responde a los nombres de Sebastián M.

Este hecho de sangre se dio durante una aglomeración entre la población penitenciaria cuando una aeronave no tripulada (dron) dejó caer un artefacto explosivo en las inmediaciones de los pabellones de media y mínima seguridad.

El explosivo no causó víctimas mortales ni daños en la infraestructura de la cárcel, aseguró el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI).

Publicidad

La entidad indica en un boletín que ha coordinado acciones de manera inmediata junto con Policía Nacional y Fiscalía, por lo que el presunto victimario ya se encuentra a órdenes de las autoridades competentes.

Sobre el dron no se dieron más detalles. (I)