La vicepresidenta de la República, Verónica Abad Rojas, cree que detrás de las denuncias que impulsa Juan Guarderas Cisneros, vocal del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), está el presidente Daniel Noboa Azín.

Este 16 de mayo de 2024, Verónica Abad respondió a la denuncia por presunta infracción electoral que planteará el vocal del Consejo de Participación Ciudadana Juan Guarderas ante el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) con el fin de buscar una posible destitución de su cargo.

El argumento de Guarderas es que cuando Abad fue candidata a la Alcaldía de Cuenca por el movimiento Amigo, en las elecciones seccionales de febrero de 2023, habría hecho campaña anticipada, que es una infracción grave contemplada en el artículo 278 del Código de la Democracia.

Publicidad

«Esto cae en la ridiculez», aseveró Abad, y la muestra es que no impulsa el mismo proceso en contra de Daniel Noboa, quien también habría publicado videos en las plataformas sociales cuando era candidato a la Presidencia.

«¿Cuál es su piso? Grave lo del señor Guarderas y él sabe... lo han visto entrando y saliendo de la Presidencia, porque aquí todo se sabe. Están buscando qué tengo... una pequeña falla por ahí, porque no soy perfecta», indicó en una entrevista para diario La Hora, publicada este 16 de mayo.

En el espacio contó que le están llegando mensajes desde la Presidencia de la República en Quito, en los que le pedirían que renuncie a sus funciones.

Publicidad

A la segunda mandataria se le asignaron las funciones de embajadora por la paz en Tel Aviv (Israel) para mediar en el conflicto bélico que mantiene históricamente ese país con Palestina.

Esa fue la asignación que le dio el jefe de Estado, Daniel Noboa Azín, tras ser elegidos en los comicios generales anticipados de 2023, luego de una ruptura interna entre el binomio.

Publicidad

Verónica Abad asegura que hay intentos en el Gobierno nacional por sacarla del cargo, antes de la organización de las elecciones generales del 2025, en las que Noboa prevé candidatizarse y tendrá que encargar sus funciones cuando participe en la campaña electoral, por ejemplo.

Dijo que como parte de sus actividades elabora informes para la Presidencia de la República de si está cumpliendo o no las funciones para las que fue asignada y, en ese trajín, le llegan mensajes desde el Palacio de Gobierno en los que le estarían pidiendo que renuncie.

«Han llegado mensajes por atrás de que tengo que renunciar», indicó Abad, quien advirtió que desde su cargo diplomático «qué puede hacer en una guerra» que no es la ecuatoriana y que es antigua.

Así también, Abad confirmó que el Gobierno de los Estados Unidos le retiró la visa, pero desconocía en esencia los argumentos. (I)

Publicidad