El presidente Guillermo Lasso suscribió el Decreto Ejecutivo 227, el 19 de octubre, en el cual dispone que todas las cargas que salgan del país deben pasar por un sistema de escaneo antinarcótico. La medida busca combatir el tráfico de drogas, la delincuencia y el crimen organizado.

En un comunicado oficial, emitido por la Secretaría de Comunicación, se informó que además se fortalecerán los controles en depósitos temporales, puertos, aeropuertos y pasos fronterizos.

La decisión es complementaria al Plan Nacional de Seguridad, dentro del marco del último estado de excepción dispuesto por el Gobierno.

Lasso declara estado de excepción en Ecuador para frenar la delincuencia y el narcotráfico. Las FF. AA. van a las calles

El decreto 227 realiza reformas al Decreto Ejecutivo 758, que contiene el reglamento al título de la facilitación aduanera para el comercio del libro quinto del Código de la Producción.

Allí se dan instrucciones para inspecciones físicas y no intrusivas. Las últimas consisten en el control realizado por autoridades competentes con base en perfiles de riesgos, para verificar la naturaleza de las mercancías, mediante equipos no intrusivos (equipos de rayos X) que permitan escanear la mercancía.

El Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (Senae) deberá, entre otros aspectos, disponer los equipos y demás recursos para la ejecución de los controles no intrusivos.

La Aduana tendrá 60 días para emitir los requisitos mínimos que tienen que cumplir los equipos no intrusivos. Una vez cumplido esto, la entidad determinará los depósitos temporales, puertos, aeropuertos y pasos fronterizos que deberán implementar los equipos, los cuales entrarán en funcionamiento en un plazo máximo de 12 meses. (I)