Después del fracaso del primer acercamiento entre Carondelet y los indígenas, que estuvo mediado por autoridades de los poderes del Estado, el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, anunció que el Ejecutivo acepta dialogar con el movimiento indígena con la mediación de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE), tal como lo habían planteado las tres organizaciones que promueven el paro nacional, que cumplió 17 días.

Jiménez dio a conocer la decisión la noche de este miércoles. Precisó que la Conferencia Episcopal definirá el lugar, fecha, mecanismo, temas a tratar y, sobre todo, quiénes serán los interlocutores que participarán en el proceso de diálogo, tanto del Gobierno como de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador, así como de la Feine y Fenocin.

Esto implica que no habrá limitaciones por parte del Ejecutivo sobre la presencia del líder de la Conaie, Leonidas Iza, señaló el ministro al ser consultado sobre este aspecto.

Jiménez dijo que no quieren poner condicionamientos, porque lo más importante es que la CEE pueda hacer su trabajo, pero esperan que no se produzcan más actos de violencia porque eso complicaría que el proceso de mediación avance. (I)