Los líderes de la Unión Europea (UE) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) mostraron este martes su “profunda preocupación” sobre “la guerra en Ucrania” en la declaración final de la cumbre celebrada en Bruselas, sin la firma de Nicaragua. También apoyaron “todos los esfuerzos diplomáticos dirigidos a una paz justa y sostenible de acuerdo con la carta de la ONU”.

La declaración final también destacó poner fin al embargo económico, comercial y financiero de Estados Unidos a Cuba. Señalaron que la inclusión del país en una lista de Estados patrocinadores del terrorismo obstaculiza las transacciones financieras internacionales a la isla caribeña.

Un total de 41 puntos fueron negociados arduamente hasta el último minuto de la reunión de dos días celebrada en Bruselas.

Publicidad

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, aseguró hoy, al término de la cumbre UE-Celac, que se abre una nueva etapa “optimista y prometedora” para la relación entre la Unión Europea y América Latina y el Caribe. “Ha sido una excelente cumbre. Hay sido como un nuevo comienzo”, dijo por su parte la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, al destacar el compromiso de inversión de 45.000 millones de euros para apoyar la asociación reforzada con América Latina y el Caribe hasta 2027.

Nicaragua en desacuerdo

Tras tensas negociaciones, la declaración de diez páginas no hace mención a Rusia directamente, pero afirma que los dirigentes expresaron su “profunda preocupación por la guerra en curso contra Ucrania, que continúa causando un inmenso sufrimiento”.

El texto del documento recibió el apoyo de 59 de los 60 países participantes en la cumbre. Más temprano, el presidente francés, Emmanuel Macron, afirmó que “Nicaragua se resiste a firmar el texto”.

Publicidad

La declaración incluyó una precisión al final que señala que el texto “fue suscrito por todos los países con una excepción, debido al descuerdo con un párrafo”, sin mencionar a Nicaragua.

En un punto especialmente dedicado al comercio internacional, hicieron igualmente un “llamamiento a la ratificación de los acuerdos firmados y actualmente aplicados”.

Publicidad

En concreto, están en vigor el acuerdo de asociación UE-Centroamérica y el acuerdo multipartito de libre comercio entre la Unión por un lado y Perú, Colombia y Ecuador por otro, pero Bélgica es el único Estado europeo que aún no ha ratificado formalmente esos pactos.

En los márgenes de la cumbre, la UE y Mercosur reafirmaron su “determinación” a que el acuerdo de asociación que concluyeron en 2019 pueda celebrarse antes de final de año y a “resolver todas las cuestiones pendientes de conformidad con las prioridades y preocupaciones de cada parte”, subrayaron, según un comunicado difundido por la Comisión Europea tras una reunión entre las partes.

Paz en Colombia y Las Malvinas

En el comunicado los dirigentes manifestaron su “apoyo pleno” al proceso de paz en Colombia, “así como el compromiso de avanzar en los diálogos con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y otros actores armados.

También expresaron apoyo a la implementación de los Acuerdos de Paz alcanzado en 2016 entre el gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC.

Publicidad

En otro apartado de la declaración, la UE “tomó nota de posición histórica de la Celac” sobre las islas Malvinas (cuya soberanía es disputada por Argentina y el Reino Unido) “basada en la importancia del diálogo y el respeto del derecho internacional en la solución pacífica de controversias”. (I)