La codicia motivó a Jemma Mitchell, una mujer de 38 años, a asesinar y luego decapitar a su amiga para meterla en una maleta durante dos semanas para arrojar el cuerpo en un bosque a más de 300 kilómetros del lugar de los hechos.

Ahora, la mujer australiana residenciada en Londres deberá cumplir cadena perpetua en la capital inglesa y como mínimo 34 años, por el atroz crimen que sorprendió a todos en el Tribunal Penal Central de Inglaterra y Gales, conocido como el Old Bailey, escribió El Universal.

Tenía libertad condicional y le otorgaron permiso de salida: mata a balazos a dos empleadas de un hospital tras acusar de infidelidad a su novia que acababa de dar a luz

Mata a su amiga y la decapita para meterla en una maleta

El detective en jefe a cargo del caso, Jim Eastwood, de la Policía Metropolitana de Londres, no podía creer lo “asesina despiadada” que fue Mitchell.

Publicidad

La mujer inició una amistad en una congregación cristiana con Mee Kuen Chong, conocida como Deborah, de 67 años. Más tarde, esta se convertiría en su víctima motivada por la codicia.

Una familia de turistas tropezó con un cuerpo sin cabeza en un pueblo costero llamado Salcombe, en Devon y allí se le vino abajo el plan a Mitchell, quien desde que fue detenida no declaró ni una sola vez sobre lo ocurrido.

Sin embargo, los detectives siguieron las pistas y tienen una versión de los hechos.

Publicidad

La víctima, proveniente de Malasia, estuvo desaparecida durante 16 días y su cuerpo decapitado fue encontrado, y días más tarde, su cabeza.

A un año de los hechos se celebró el juicio este viernes 28 de octubre y los detalles sobre el caso son escalofriantes.

Publicidad

Jemma Mitchell sabía cómo desmembrar un cuerpo

Deanna Heer KC (siglas en inglés de consejero de la reina) describió el caso y a la asesina como una experta desmembrando cuerpos, esto debido a su licenciatura en ciencias humanas, que incluía un curso de anatomía experimental.

“Jemma Mitchell agredió y mató a su amiga, luego transportó su cuerpo a Salcombe en la gran maleta azul donde intentó deshacerse de ella”, relató Heer.

Mitchell proviene de una familia pudiente, aunque su relación con ellos es turbulenta. Tuvo una educación privada y una madre que solía trabajar en el Ministerio de Asuntos exteriores, por lo que estaba acostumbrada y aspirada a la buena vida.

Tiene propiedades en Australia, donde nació, y la casa de la familia en Londres en una zona donde las propiedades no se venden por menos de 1,1 millones de dólares.

Publicidad

Mitchell aparentemente estaba interesada en vender su vivienda a la víctima y le hizo creer que costaba 4,6 millones de dólares. Sin embargo, Chong le ofreció 230.000 dólares porque la casa necesitaba muchos trabajos de renovación.

Pero luego se retractó de su oferta, lo que habría desatado su furia y ocurrió la desgracia.

Siguiendo las cámaras de seguridad, todas las pistas llevaban a Mitchell. Incluso, se vio cuando transportó la maleta con apariencia vacía y luego llena al lugar donde encontraron el cadáver.

Además, los detectives encontraron “testamentos que pudimos probar que habían sido creados y firmados de manera fraudulenta con el fin de hacer un reclamo significativo sobre el patrimonio de Deborah”, señaló Eastwood.

La fiscalía le dijo al jurado que Mitchell “tenía la intención de usarlos para su propio beneficio personal”.

Lo que ocurrió esa tarde del 11 de junio del 2021 solo lo sabe Jemma Mitchell, quien no tiene ninguna intención de revelar lo que sucedió, aunque los detectives armaron un caso el cual ni se inmutó en negar o confirmar.

Mitchel fue arrestada el el 6 de julio de 2021 y ahora deberá cumplir cadena perpetua en una cárcel de Londres. Su juicio es el único en la historia que se transmitió por televisión. (I)

Te recomendamos estas noticias