La investigación periodística por la que ganó un Pulitzer y con la que se convirtió en un referente mundial de esta profesión le dejaron a Martin Baron tres lecciones: investigar a las instituciones y personas poderosas cuando hay evidencia de una grave conducta, indagar sin importar las presiones y riesgos, y escuchar a aquellos sin voz, “porque muchas veces tienen algo poderoso que decir”.

Alejado hace siete meses de este oficio tras 45 años de trayectoria, Baron recuerda la revelación periodística sobre el encubrimiento de la iglesia Católica de los abusos sexuales contra niños cometidos por sacerdotes, publicado por el Boston Globe en 2001 y que, años más tarde, fue retratado en la oscarizada Spotlight (2015).

“Es uno de los mejores editores que he tenido, porque tiene una excelente brújula moral, un instinto asombroso para lo que podría ser una buena historia”, destacó Sacha Pfeiffer, excolega y parte de esa investigación, en una entrevista con el New York Times, luego de que Baron, conocido como Marty, anunciara su retiro a sus 66 años. Los últimos 20, al frente de los prestigiosos diarios Miami Herald, Boston Globe y Washington Post.

Hoy sus mañanas son más relajadas, lejos de las salas de redacción. Las disfruta, al igual que la compañía de sus amigos, “sin revisar mi correo electrónico constantemente”. Aunque, confiesa a EL UNIVERSO, siente que no ha logrado descansar ni “respirar” de la profesión, como imaginaba.

Publicidad

“Estoy bien ocupado”, cuenta Marty, al referirse al libro que empezó a escribir sobre los ocho años que estuvo frente al Washington Post, desde donde defendió la libertad de expresión al enfrentar el ataque de desprestigio del expresidente Donald Trump.

“Hubo un esfuerzo persistente por subvertir el papel de la prensa en esta democracia..., sufrimos un sinfín de vilipendios por eso y, sin embargo, publicamos lo que se suponía que íbamos a publicar de manera inquebrantable”, refirió a un diario extranjero sobre esa época, en la que un espacio de verificación del Post identificó 30.573 afirmaciones falsas o engañosas de Trump, en sus cuatro años de mandato.

Con su equipo de redacción del Post, Baron recibió diez de los 17 Pulitzer cosechados durante su ejercicio periodístico, que inició en 1976, como reportero del Miami Herald.

Tenía 22 años, recién se había graduado de las carreras de licenciado en Periodismo y máster en Administración de Empresas en la Universidad de Lehigh (Pensilvania), cuando empezó a forjar su trayectoria.

Aunque sus primeros pasos los dio en su adolescencia, al dirigir el periódico estudiantil de la secundaria y, años después, el rotativo universitario, Marty considera que su vocación nació en su hogar, en Tampa, Florida, Estados Unidos.

Sus padres israelitas leían cada mañana el periódico y veían las noticias por televisión. Con ese hábito y curiosidad por saber qué ocurría a su alrededor creció Marty. “Me interesaban los sucesos noticiosos de todo el mundo”, recuerda este periodista, quien durante los primeros 25 años de su profesión laboró como reportero y editor de negocios de Los Ángeles Times (1983) y ascendió a editor nocturno en el New York Times (1997).

Publicidad

El editor de The Washington Post, Martin Baron, habla en el escenario durante la ceremonia de los Premios del Gremio de Escritores de 2018 L.A. en el Beverly Hilton Hotel el 11 de febrero de 2018 en Beverly Hills, California. (Foto de Alberto E. Rodríguez / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images a través de AFP) Foto: ALBERTO E. RODRIGUEZ

Las exigencias del día a día del periodismo ya no las extraña, pero sí a sus colegas que demuestran su “curiosidad intelectual y buen sentido del humor”, comenta este estadounidense soltero, que en los últimos meses ha compartido su experiencia y anécdotas en entrevistas y conferencias.

A los estudiantes de la maestría en Periodismo del Grupo Clarín les dio una conferencia en julio pasado. Y el próximo 23 de septiembre disertará sobre “Sociedad, Democracia y Periodismo”, en una cita virtual organizada por EL UNIVERSO en su primer centenario, que se conmemoró el 16 de este mes. A la charla de Baron se pueden registrar en www.aulavirtualeluniverso.com. La inscripción es gratuita.

Con una veintena de reconocimientos y premios, sin contar los Pulitzer, Marty se despidió este año del periodismo, posicionando al Washington Post como una organización de noticias nacional e internacional con 1.010 periodistas a nivel mundial, casi el doble del personal que tuvo al llegar, y más de 3 millones de suscriptores digitales.

The Washington Post ampliará equipo de redacción y establecerá nuevas oficinas en el extranjero

Una era digital, más visual, que Marty recomienda a los medios de comunicación aprovechar en sus plataformas con el uso de videos, redes sociales, gráficos interactivos y una serie de herramientas con las que se puede “mostrar, no solo contar” las historias.

El mejor editor de la vieja escuela’, calificado así por el New York Times, distingue como uno de los momentos difíciles de su carrera la decisión de publicar los documentos filtrados por Edward Snowden sobre la seguridad nacional de los EE.UU., en el Post.

“Había riesgos para el país y también para nuestro periódico porque el Gobierno podría habernos procesado por haber violado la ley de espionaje”, narra Baron, quien obtuvo con el Miami Herald (2001) el Pulitzer por el informe que condujo sobre la recuperación del niño cubano Elián González, en medio de un conflicto de inmigración y custodia.

Revelaciones sobre espionaje de EE.UU. ganan el Pulitzer al Servicio Público

Considerado como un editor “sobresaliente” por Margaret Sullivan, columnista de The Post, Baron también participó en la liberación del corresponsal del Post en Teherán, Jason Rezaian, encarcelado en Irán durante 18 meses. Habló con Joseph Biden, actual presidente de Estados Unidos que en esa época era vicepresidente de Barack Obama, sobre los esfuerzos del Gobierno para rescatar a su colega en 2016.

A sus 66 años y con una laureada trayectoria, Marty considera que el periodismo debe dar al público “la información que necesita y merece saber” para formar a ciudadanos más comprometidos, en medio de este ejercicio que enfrenta desafíos, como “la presión económica, la necesidad de adaptarnos al mundo digital y abrazarlo, la polarización política, la disminución de confianza por parte del público en los medios...”.

Pese a las diferentes presiones, destacó Baron en su carta de despedida, el periodista le debe a la gente una “información rigurosa” y un relato “honesto e inquebrantable de lo que descubrimos”. (I)

Trayectoria

Nombre: Martin Baron

Nacimiento: 24 de octubre de 1954

Edad: 66 años

Títulos académicos: Licenciado en Periodismo y máster en Administración de Empresas, en la Universidad de Lehigh.

Cargos: Exdirector de los periódicos Miami Herald, Boston Globe y Washington Post.

Reconocimientos: Editor del año de la National Press Foundation, en 2004; Premio Stephen Hamblett de la Primera Enmienda, del Centro de la Primera Enmienda de Nueva Inglaterra, 2012; Premio Hitchens, en 2016; Premio Gerald Sass por servicio distinguido al periodismo y la comunicación de masas, en 2016; Premio del Comité de Reporteros por la Libertad de Prensa, en 2017; Premio Al Neuharth a la excelencia en los medios, en 2017; Medalla Benton por servicio público distinguido, de la Universidad de Chicago, 2018; Premio Gabe Pressman Truth to Power, Club de prensa de Nueva York, en 2018; Premio Cuarto Poder, Club Nacional de Prensa, 2018; Premio Goldsmith Career a la excelencia en periodismo, en 2019; Premio Fundadores a la Excelencia en Periodismo, del Centro Internacional de Periodistas, 2019; El Gran Premio Chapultepec, otorgado por la Sociedad Interamericana de Prensa en el 2021; entre otros.