Francia volverá a instalar su embajada en Ucrania en Kiev después de haberla trasladado a Leópolis, en el oeste del país, al inicio de la invasión rusa, cuando los ataques militares se concentraron en la capital y sus alrededores, indicó este jueves el Ministerio francés de Asuntos Exteriores.

El ministro de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, comunicó la decisión a su homólogo ucraniano, Dmytró Kuleba, que ha sido aprobada por las autoridades franceses y que se ejecutará “muy pronto”.

“Este despliegue tendrá lugar muy pronto y permitirá a Francia profundizar su apoyo a Ucrania en todos los ámbitos en respuesta a la guerra iniciada por Rusia el 24 de febrero”, indicó la diplomacia francesa en un comunicado de prensa.

La conversación entre los ministros y el anuncio de la decisión sucede horas después de un desencuentro entre el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, y el francés, Emmanuel Macron, por la negativa de este último a calificar de genocidio las masacres cometidas contra civiles por el ejército ruso.

Publicidad

Le Drian insistió en que Francia apoya a Ucrania en las investigaciones iniciadas junto a las jurisdicciones internacionales para recoger documentación y pruebas sobre los abusos cometidos por las fuerzas rusas en Ucrania.

Recordó además el respaldo de Francia en las operaciones humanitarias, especialmente en lo que se refiere a seguridad alimentaria, civil y gestión de crisis, pero también en el equipamiento militar.

Este miércoles, Zelenski reprochó a Macron su rechazo a calificar de genocidio las masacres de civiles, término utilizado también por el presidente estadounidense, Joe Biden.

Joe Biden acusa a Vladimir Putin de cometer genocidio en Ucrania

Macron, que habló este mismo jueves por teléfono con el líder ucraniano y que mantiene conversaciones abiertas con el dirigente ruso, Vladímir Putin, insistió este jueves en un desplazamiento a Havre (noroeste de Francia) que este término debe ser calificado por juristas, no por políticos.

“Las palabras tienen un sentido y hay que ser muy prudentes. Mi papel es construir la paz, frenar esta guerra y ayudar al presidente Zelenski, pero también evitar una escalada y proteger a los franceses contra una extensión de la guerra”, se defendió el dirigente francés, en la recta final de la elección presidencial frente a la candidata de la ultraderecha Marine Le Pen. (I)