Al menos 12 personas murieron y 40 resultaron heridas en bombardeos rusos en la ciudad ucraniana de Severodonetsk (este), sobre la cual las tropas rusas tratan de cerrar el cerco, informó el gobernador regional.

Los rusos “empezaron a bombardear por la mañana con armas pesadas, de manera aleatoria. Los bombardeos continúan”, dijo en Telegram el gobernador, Serguei Gaidai.

Según él, la mayoría de los tiros impactaron en edificios de viviendas y el balance podría empeorar, dada la imposibilidad de inspeccionar las zonas bombardeadas.

El alcalde de Severodonetsk, Oleksander Striuk, había anunciado el 6 de mayo que su ciudad estaba “casi rodeada” por los militares rusos y los separatistas prorrusos del Donbás, que intentaban tomar el control total de la región.

Publicidad

Según él, 15.000 de los 100.000 habitantes que tenía la ciudad antes de la guerra siguen allí.

Esa ciudad industrial y la de Lysychansk constituyen el último reducto de resistencia ucraniana en la zona. Ambas se encuentran a unos 80 km al este de Kramatorsk, convertida en el centro administrativo del Donbás ucraniano desde que los separatistas de apoderaron de la parte oriental de la región, en 2014. (I))