Alemania ha recibido 610.000 refugiados procedentes de Ucrania desde el inicio de la invasión rusa, el pasado 24 de febrero, según las estimaciones del departamento federal de Migración y Refugiados (BAMF).

Un 98,4 % de estos refugiados son ucranianos, mientras que el resto son ciudadanos de diversas nacionalidades que se encontraban en Ucrania con el estallido del conflicto, de acuerdo a los datos difundidos hoy por el grupo mediático Funke.

La cifra del departamento de migración difiere de la hasta ahora notificada por el Ministerio del Interior alemán, cuyo último balance era de 402.000 refugiados procedentes de Ucrania.

Los datos de Interior corresponden, sin embargo, a las personas que se han registrado en Alemania, por razones administrativas o para tener acceso a las prestaciones sociales, tarjeta sanitaria o permiso de trabajo, entre otras razones.

Publicidad

Los refugiados ucranianos no están obligados a registrarse si no necesitan acceder a estos servicios o si son acogidos por familiares o conocidos en Alemania, ya que desde que ingresan en territorio comunitario tienen libertad de circulación por toda la Unión Europea (UE).

A Polonia, el principal país de acogida de los refugiados, han llegado hasta ahora más de 3,1 millones de personas, de los cuales se estima que unos 2,5 millones se han quedado en el país, donde ya antes del inicio de la invasión residía cerca de un millón de ciudadanos de origen ucraniano.

El resto de los más de cinco millones de personas que se calcula han dejado Ucrania desde el inicio de la guerra salieron de su país por Rumanía, Hungría, Eslovaquia, en lo que se refiere a los países de la UE, así como Moldavia y también Rusia. (I)