Aún Martha, nombre protegido, no se repone de los nervios, pero decide hablar por gratitud y para alertar a otras personas del método que usaron delincuentes que robaron su carro, un 4x4 de alta gama en Guayaquil.

Una semana después del hurto, la mujer recibió una llamada telefónica de un hombre que se identificó como miembro de la Policía Nacional, quien le preguntó sobre su vehículo y ella le respondió que fue robado y tenía la denuncia.

El agente le hizo varias preguntas respecto a las características y le pidió ir a un sector del norte de la urbe porteña donde supuestamente localizaron el automotor.

Publicidad

Ella tuvo dudas por la zona considerada de alto riesgo, pero dijo que iría aunque estaba lejos de la ciudad. El hombre al otro lado de la línea le preguntó el tiempo en que llegaría y se mantuvo en contacto por teléfono. Junto con su esposo, Martha se dirigió al sitio.

Hombre disfrazado de policía participó en intento de secuestro en la Alborada; Policía capturó a uno de los implicados

En el camino decidieron llamar al ECU911 y cuando estaban cerca les dio alcance un patrullero que los escoltó.

Al llegar, en el punto había cinco o seis policías y patrulleros, cuando el esposo de ella se bajó y presentó la denuncia, los uniformados actuaron.

Publicidad

Entraron al patio donde estaba el carro, que en un recorrido por la zona los policías habían descubierto en la mañana y les intrigó que siendo de alta gama esté en un sitio de extrema pobreza, ahí vieron la placa e hicieron las averiguaciones que los llevaron hasta Martha.

Luego de hablar con ella por teléfono regresaron, pero el automotor ya no tenía placas.

Publicidad

Al ingresar al sitio, donde no se encontró a nadie, revisaron el vehículo y hallaron otras placas que aparentemente se iban a colocar al carro de Martha. La mujer está agradecida con los policías que actuaron en la recuperación.

Ella cree que es un milagro. “Yo les dije a los policías que voy a rezar toda mi vida por ellos, son unos jovencitos valientes y honestos, no descubrieron el carro por la denuncia, sino porque no entendían cómo un vehículo así estaba en un sitio donde la pobreza es tan palpable y decidieron investigar. No había más carros y tampoco entrarían, eran solo dos paredes”, relata.

‘Me quieren enrolar en el sicariato y sí me atrae ese mundo porque me ofrecen sexo, drogas y rock and roll’, esta es la historia de un adolescente que murió en las calles de Guayaquil

La noche que robaron el carro de Martha ella no lo manejaba, de hecho solo iba un conductor que le colabora en el trabajo.

El hombre fue detenido por supuestos vigilantes y uno le pidió abrir la cajuela para revisarlo, entonces aparecieron otros tipos, lo golpearon y se llevaron el vehículo que fue localizado por la Policía, y ahora espera el trámite legal para recuperarlo.

Publicidad

Trámite de devolución

Si usted sufre el robo de su vehículo, lo primero es llamar al ECU911, menciona el abogado penalista Stalin Oviedo, e indicar la dirección exacta y placa.

“Esa alarma se va a la Policía Judicial y abre un expediente en Fiscalía. Ya cuando encuentran el carro, notifican al propietario que el vehículo está en los patios de la Policía”, señala Oviedo.

Agrega que el dueño del automotor debe acudir con el certificado único vehicular, cédula para comparecer ante la Fiscalía y demostrar que es propietario.

“En los patios de la Policía se hace un avalúo del carro y verificación del año. Con esa pericia, se devuelve el carro”, dice Oviedo, y añade que el trámite demora hasta un mes, aunque lo correcto es una semana. (I)